Recomendaciones para mujeres que reciben radiaciones por cáncer de mama

Por: Dr. Rene Benavides
Radio Oncólogo

Durante el tratamiento del cáncer de mama con radiación existe la posibilidad de que los órganos circundantes que se encuentran sanos, como la piel, costillas, el pulmón, el corazón, el esófago y la faringe reciban una parte de la dosis y presentar efectos secundarios, tales como:

• Cansancio o falta de energía
• Irritación y quemadura de la piel, pudiendo ser severa en algunos casos. Se enrojecerá
inicialmente, se resecará y cambiará a un color más oscuro de manera progresiva, presentando
comezón o ardor intenso en la zona que se recibe el tratamiento. Meses después del tratamiento
puede quedar más pigmentada, reseca y acartonada que el resto de la piel del tórax.
• Molestias al tragar los alimentos.
• Sensación de irritación en garganta.
• Sensación de “punzadas” molestas en el sitio de la radiación.
• Inflamación del brazo del lado afectado.
• En menos de un 5% de las personas se puede presentar tos seca y falta de aire (neumonitis
por radiación) desde las primeras 3 semanas del tratamiento hasta meses después de
concluido.
• En menos de un 5% de las personas se puede presentar angina de pecho o infartos cardiacos por obstrucción de las arterias del corazón secundarias a radiación recibida, aproximadamente en un lapso de 10 a 15 años después de haber recibido el tratamiento.

 


También puedes leer: Recomendaciones para pacientes que reciben radiaciones en cara y cuello 


 

Las mujeres portadoras de implantes mamarios pueden recibir su tratamiento tomando en cuenta que el seno se puede ver afectado por encogimiento del implante y fibrosis en la piel. La intensidad de estas molestias varía de persona a persona según el tipo de piel de cada paciente, por lo que es casi imposible predecir cómo evolucionará cada paciente antes del tratamiento.

Con el fin de minimizar al máximo estos posibles efectos secundarios se recomienda evitar la exposición de la piel tratada al sol o a fuentes de calor, acudir a recibir el tratamiento sin cremas o aceites sobre la piel radiada, no rasurar ni usar desodorante en la axila del lado afectado, procurar el uso de ropa limpia de algodón y holgada, y de ser posible evitar el uso de sujetador.

Se programan consultas cada 2 o 3 semanas durante el tratamiento para la detección y atención de estos efectos secundarios.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios