¡No te quemes! Protege tu piel del sol en estas vacaciones

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

El verano ya llegó, y con él las vacaciones: visitar la playa, algún destino turístico, ir a la alberca a divertirse con los amigos o salir de casa por las tardes son algunas de las ideas que cruzan nuestra mente. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que esta constante exposición al sol puede afectar nuestra Salud.

Durante el verano los rayos UV son más fuertes, y pueden afectar nuestra piel de forma considerable. Todos los tipos de piel son sensibles a los rayos solares, y no importa que no acudas a la playa, puesto que el sol en la ciudad puede causar el mismo mal. Cuando esta exposición no se realiza de la forma adecuada la piel se lesiona. Para evitarlo puedes seguir nuestras recomendaciones:

  • Toma el sol en horarios adecuados. La exposición entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde es más intensa, trata de evitarla.
  • Lleva una buena hidratación. Dos litros de agua al día son indispensables para que tu piel no se lastime.
  • Las sombras no son garantía de seguridad. Si son muy sutiles, dejan pasar el 50% de la radiación UV. Procura descansar bajo una adecuada.
  • En la medida de lo posible, utiliza prendas que cubran tu piel: pantalones, manga larga o sombreros de ala ancha.
  • Aplica siempre bloqueador solar en todo tu cuerpo al menos veinte minutos antes de la exposición al sol, para que tu piel lo absorba de manera adecuada.
  • A pesar de que el cielo se encuentre nublado, las nubes permiten pasar al menos el 80% de la radiación, por lo que es recomendable aplicar también el bloqueador solar.

Hay personas que tienen un mayor riesgo frente a la exposición al sol, y el cuidado de su piel debe ser mayor:

  • Los niños menores de 6 meses, ya que no pueden usar protector solar.
  • Los niños menores de un año, pues deben utilizar formulaciones especiales para su edad.
  • Quienes tienen antecedentes familiares de cáncer de piel.
  • Aquellos que padecen de cáncer, pues la exposición al sol puede disminuir sus defensas.
  • Las personas que tienen alguna infección activa en la piel.
  • Las personas que tienen muchos lunares.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y merece la misma atención. En estas vacaciones cuídate para que el verano se convierta en una temporada inolvidable. Si conoces otras recomendaciones no dudes en compartírnoslas en los comentarios, y hazle llegar esta información a quienes más quieres, especialmente si están continuamente expuestos al Sol. ¡Recuerda que la Salud siempre es primero!

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios