Los mitos más comunes en la donación de sangre

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Existen muchos mitos alrededor de la donación de sangre y hoy, de la mano de Silvia Margarita Martínez del Banco de Sangre de CHRISTUS MUGUERZA Hospital Alta Especialidad, desmentiremos algunos de los más frecuentes que existen frente a este acto altruista. Recuerda que donar sangre es donar vida.

MITO: La sangre sólo se necesita cuando hay un desastre o una guerra.

REALIDAD: La sangre se necesita todos los días.  Nadie está exento de necesitar transfusiones debido a enfermedades comunes como el dengue hemorrágico, la anemia, o condiciones de cáncer como la leucemia entre otras.  También la sangre es necesaria para cirugías cardiovasculares, cesáreas, Trasplante de órganos, accidentes y otras condiciones.

MITO: Si tengo tatuajes o perforaciones en el cuerpo no puedo donar sangre.

REALIDAD: Toda persona con tatuajes o perforaciones en el cuerpo puede donar sangre después de un año de habérselos hecho, ya que  a partir del año y con los estudios que se le hace a la sangre donada se puede detectar cualquier condición que pueda tener el donante a raíz de algún tatuaje o perforación.

MITO: Para donar sangre hay que estar en ayuno.

REALIDAD: No es necesario estar en ayuna para poder donar sangre. Es más, te recomendamos que vengas desayunado y especialmente en épocas calurosas bebe líquido antes y después de donar.  El único ayuno que se recomienda es 4 horas antes de la donación y es sólo de alimentos grasosos.

MITO: El proceso es doloroso.

REALIDAD: El proceso no es doloroso y además es rápido.  La extracción se hace a través de una pequeña zona de la piel con el uso de una aguja.

MITO: ¿Me puedo contagiar el VIH u otra enfermedad por donar sangre?

REALIDAD: Totalmente FALSO. No se puede contagiar NINGUNA ENFERMEDAD por hacer una donación de sangre. Todo el material que se emplea en la donación es nuevo, de un sólo uso y totalmente estéril.

MITO: Donar sangre engorda o adelgaza.

REALIDAD: Donar sangre no afecta el peso corporal. Quien participa en la donación se le extrae una cantidad alrededor de 450-480 ml. De sangre, una cantidad que no provoca ningún tipo de cambio en el cuerpo humano.

MITO: Donar sangre debilita.

REALIDAD: El organismo se encarga de reponer la sangre y al día siguiente el volumen vuelve a nivel normal.

MITO: Las mujeres con menstruación no pueden donar.

REALIDAD: Con las reformas a la Normas Mexicanas, la menstruación no es impedimento para la donación.

MITO: Se pierde mucho tiempo donando sangre.

REALIDAD: Donar sangre es un gesto sencillo y rápido. Solo hay que llenar un cuestionario que sirve para proteger tanto tu salud como la del receptor de la sangre. Tras una entrevista con un médico, se pasa a la extracción que dura aproximadamente menos de 15 minutos.

MITO: Las personas con diabetes, lípidos en sangre o hipertensión (presión arterial alta), no pueden donar sangre.

REALIDAD: Los pacientes que son dependientes de insulina no pueden donar sangre; pero los que toman medicamentos y están controlados, al igual que las personas con afecciones cardiacas sin síntomas, sin restricciones medicas, pueden donar sangre sin ningún problema.

MITO: Las personas mayores de edad no pueden donar sangre

REALIDAD: La edad máxima para donar sangre es de 65 años; si la persona tiene una excelente condición de salud está listo para donar sangre.

Ahora que ya lo sabes, ¿te animas a convertirte en el héroe de alguien más?

 

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios