Cómo prevenir la Influenza en tu empresa

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

La Diferencia entre la Influenza Estacional y Pandémica.

La influenza estacional se refiere a brotes periódicos de enfermedades respiratorias en otoño e invierno en los Estados Unidos. Los brotes son típicamente limitados; la mayoría de las personas tienen cierta inmunidad a la cepa circulante del virus. Con anticipación a la influenza estacional se prepara una vacuna diseñada para coincidir con los virus de influenza que con mayor probabilidad circularán en la comunidad.

La influenza pandémica se refiere a un brote de influenza a nivel mundial cuando una nueva cepa del virus emerge que tiene la habilidad de infectar a los humanos y contagiarse de persona a persona. Durante las etapas tempranas de una pandemia de influenza, es posible que las personas no cuenten con inmunidad natural a la nueva cepa, por lo que la enfermedad se contagia con rapidez entre la población. Es posible que la vacuna para proteger a las personas contra la enfermedad de un virus de influenza pandémica no esté disponible hasta meses después de que la pandemia de influenza haya iniciado. Es importante enfatizar que actualmente no hay una pandemia de influenza. Sin embargo, han ocurrido pandemias en el pasado y muchos científicos creen que es sólo cuestión de tiempo antes de que otra ocurra.

Cómo puede afectar una Severa Influenza Pandémica al Lugar de Trabajo

Una pandemia es también un evento extendido, con múltiples brotes en una misma área geográfica; cada brote puede durar de 6 a 8 semanas. Las oleadas de brotes pueden ocurrir durante un año o más. Probablemente verá lo siguiente en su lugar de trabajo:

  • Ausentismo – Una pandemia puede afectar hasta un 40 por ciento de la fuerza de trabajo durante los periodos pico de la influenza. Los empleados pueden ausentarse porque están enfermos, tienen que cuidar a familiares enfermos o a los niños en el caso de que las escuelas y guarderías cierren, tienen miedo de acudir al trabajo o el patrón pudo no haber sido notificado que el empleado ha muerto.
  • Cambios en los patrones comerciales – Durante una pandemia, probablemente la demanda por parte de los consumidores de artículos relacionados con el control de infecciones se incremente sustancialmente, mientras que el interés del consumidor en otros bienes puede disminuir. Los consumidores también pueden modificar sus hábitos de compra como resultado de la pandemia. Es posible que los consumidores traten de comprar en horas no pico para reducir el contacto con otras personas, muestren más interés en servicios de entrega a domicilio, o prefieran otras opciones, tales como los auto-servicios, para reducir el contacto de persona a persona.
  • Interrupciones en Suministro/Entrega – Los envíos de artículos desde áreas geográficas severamente afectadas por la pandemia pueden retrasarse o cancelarse.

Quién Debe Planear para una Pandemia

Con el fin de reducir el impacto de una pandemia en sus operaciones, empleados, clientes y el público en general, es importante que todos los negocios y organizaciones inicien una planeación continua para una pandemia desde ahora. No contar con una planeación continua puede resultar en una cascada de fallas si los empleados intentan responder a los retos de una pandemia sin recursos suficientes y con empleados que no estén adecuadamente capacitados para realizar los trabajos que se les solicitarán. Una planeación adecuada permitirá a los patrones a proteger mejor a sus empleados y prepararse para los patrones cambiantes en el comercio y potenciales interrupciones en los suministros y servicios. Para mayor información para patrones sobre herramientas de planeación para una pandemia consulte http://www.pandemicflu.gov/.

Clasificando la Exposición de los Empleados a la Pandemia de Influenza en el Lugar de Trabajo

Los riesgos para los empleados de sufrir exposición a la influenza durante una pandemia pueden variar de un riesgo muy alto, a alto, medio o bajo (precaución). El nivel de riesgo depende en parte de si el trabajo requiere o no de proximidad con personas potencialmente infectadas con el virus de la influenza pandémica, o si se requiere que tengan un contacto repetido o extendido con fuentes conocidas o sospechosas del virus de influenza pandémica tales como compañeros de trabajo, el público general, pacientes externos, niños en edad escolar u otros individuos o grupos similares.

Las ocupaciones con muy alto riesgo de exposición son aquellas con un alto potencial de exposición a altas concentraciones de fuentes conocidas o sospechosas de influenza pandémica durante procedimientos médicos o específicos de laboratorio.

Ocupaciones con alto riesgo de exposición son aquellas con un alto potencial de exposición a fuentes conocidas o sospechosas del virus de la influenza pandémica.

Ocupaciones con riesgo medio de exposición incluyen trabajos que requieren de una exposición frecuente y contacto cercano (menos de 2 metros) a fuentes conocidas o sospechosas del virus de influenza pandémica tales como compañeros de trabajo, el público general, pacientes externos, niños en edad escolar u otros individuos o grupos similares.

Ocupaciones con bajo riesgo de exposición (precaución) son aquellas que no requieren contacto con personas infectadas con el virus pandémico, ni hay un frecuente contacto cercano (menos de 2 metros) con el público. Sin embargo, incluso a niveles más bajos de riesgo los patrones deben tomar precauciones y desarrollar planes para preparase y minimizar infecciones en los empleados.

  • Pirámide de Riesgo Ocupacional para la Influenza Pandémica
  • Cómo Seguir Operando durante una Pandemia
  • Desarrollar un Plan para Desastres

Desarrollar un plan para desastres que incluya la preparación ante una pandemia.

Conocer y revisar los planes para la influenza pandémica de las autoridades de salud a nivel federal, estatal y local. Incorporar las acciones correspondientes provenientes de estos planes en los planes para desastres del lugar de trabajo.

Prepararse y planear las operaciones con una fuerza de trabajo reducida.

Coordinarse con los proveedores para asegurar que pueda continuar operando y proporcionar sus servicios.

Desarrollar una política de incapacidad que no penalice a los empleados que enfermen, por lo tanto motivando a los empleados que tengan síntomas de influenza (por ejemplo, fiebre, dolor de cabeza, tos, garganta irritada, escurrimiento nasal, dolor muscular o malestar estomacal) a quedarse en casa para que no contagien a otros empleados. Considerar que los empleados con un familiar enfermo puedan necesitar quedarse en casa para cuidarlo.

Identificar las posibilidades de exposición y riesgo a la salud para los empleados. ¿Están los empleados potencialmente en contacto con personas con influenza tal como en un hospital o clínica? ¿Sus empleados tienen un amplio contacto con el público en general?

Minimizar la exposición con compañeros de trabajo o el público. Por ejemplo, ¿trabajará un mayor número de empleados desde su casa? Esto puede requerir mejorar la tecnología y equipo de comunicación.

Identificar los puestos esenciales para el negocio y personas requeridas para mantener las funciones y operaciones necesarias para el negocio. Preparar una capacitación cruzada o desarrollar formas de funcionar si estas posiciones están ausentes. Se recomienda que los patrones capaciten a tres o más empleados para mantener las funciones y operaciones necesarias al negocio, y comunicar que se espera que los empleados disponibles realicen estas funciones si es necesario durante una pandemia.

Planear una reducción en servicios pero también anticipar cualquier escenario que pueda requerir un incremento en sus servicios.

Reconocer que en el transcurso de la vida normal cotidiana todos los empleados tienen factores de riesgo no ocupacionales en casa y en los ambientes comunitarios que deben reducirse tanto como sea posible. Algunos empleados también tienen factores de riesgo individuales que deben ser considerados por los patrones al planear cómo la organización responderá a una pandemia potencial (por ejemplo, individuos con inmunodeficiencia y mujeres embarazadas).

Formar una reserva de artículos tales como jabón, pañuelos desechables, sanitizadores de manos, suministros de limpieza y equipo de protección personal recomendado. Al formar esta reserva considerar la vida de anaquel de cada producto y condiciones de almacenaje (por ejemplo, evitar áreas húmedas o con temperatura extrema) e incorporar una rotación de producto (por ejemplo, consumir los suministros más antiguos primero) dentro del programa de administración de los productos en reserva.

Asegúrese que su plan de desastre proteja y apoye a los empleados, clientes y el público en general. Considere las preocupaciones de los empleados sobre sueldos, incapacidades, seguridad y salud. Los empleados informados que se sienten seguros en el trabajo tienen menos probabilidades de ausentarse.

Desarrolle políticas y prácticas que establezcan una distancia entre los empleados, los clientes y el público en general. Considere prácticas que minimicen el contacto cara a cara entre empleados, tales como los correos electrónicos, sitios web y teleconferencias. Puede ser importante establecer políticas y prácticas que permitan a los empleados trabajar desde casa o escalonar los turnos de trabajo si aumenta el ausentismo.

Organice e identifique un equipo central de personas o punto focal para que funcionen como una fuente de comunicación para que los empleados y clientes tengan información precisa durante la crisis.

Colabore con los empleados y los sindicatos para manejar las incapacidades, sueldos, transportación, viajes, cuidado de niños, ausentismo y otros asuntos relacionados con los recursos humanos.

Proporcione a sus empleados y clientes en el lugar de trabajo un acceso fácil a suministros para el control de infecciones, tales como jabón, sanitizadores de manos, equipo de protección personal (como guantes y tapabocas), pañuelos desechables y suministros para la limpieza de oficina.

Proporcione capacitación, educación y material informativo acerca de las funciones de trabajo esenciales al negocio y sobre salud y seguridad para los empleados, incluyendo las prácticas de higiene adecuadas y el uso de equipo de protección personal a ser utilizado en el lugar de trabajo. Asegúrese que el material informativo esté disponible en un formato utilizable para individuos con discapacidades sensoriales y/o limitado manejo del inglés. Motive a los empleados a cuidar de su salud comiendo bien, descansando lo suficiente y vacunándose contra la influenza estacional.

Colabore con las compañías de seguro, y las dependencias de salud estatales y locales, para proporcionar información a los empleados y clientes sobre los cuidados médicos en caso de una pandemia.

Apoye a los empleados a manejar factores de estrés adicionales relacionados con la pandemia. Estos probablemente incluyan preocupación relacionada con enfermedad personal o familiar, cambios en la vida diaria, dolor relacionado con la pérdida de un familiar, amigos o compañeros de trabajo, pérdida de los sistemas de soporte rutinarios y retos similares. Asegurar una comunicación oportuna y precisa también es importante durante la pandemia para disminuir el miedo o preocupaciones. Los patrones deben proporcionar oportunidades para recibir apoyo, asesoría, evaluación de salud mental y referencia médica si es necesario. Si existen, los Programas de Asistencia a los Empleados pueden ofrecer capacitación y proporcionar recursos y guía adicional sobre salud mental y capacidad de recuperación antes y durante una pandemia.

Proteja a sus Empleados y Clientes

Eduque y capacite a los empleados en las medidas adecuadas de higiene en las manos, etiqueta para toser y técnicas de distanciamiento social. Comprenda y desarrolle prácticas de trabajo y establezca controles físicos que proporcionen protección adicional a sus empleados y clientes, tales como: servicios de atención directo a los automóviles, barreras transparentes de plástico para estornudos, ventilación y la selección, uso y desecho adecuado de equipo de protección personal.

Estas no son todas las recomendaciones posibles. La parte más importante al planear para una pandemia es colaborar con los empleados, dependencias gubernamentales locales y estatales, y otros patrones para desarrollar planes de cooperación frente a la pandemia con el fin de continuar operaciones y mantener a los empleados y público seguros. Comparta sus conocimientos, manténgase abierto a las ideas de sus empleados, identifique y comparta las prácticas de salud más efectivas con otros patrones en su comunidad y con su cámara de comercio local.

Cómo Pueden las Organizaciones Proteger a sus Empleados

Durante una pandemia, los controles físicos pueden ser efectivos para reducir la exposición a algunas fuentes de la influenza pandémica y no a otros. Por ejemplo, instalar barreras contra estornudos entre los clientes y empleados proporciona una barrera a la transmisión. El uso de barreras físicas, tales como barreras contra estornudos, es una práctica común tanto para el control de contagios como para la higiene industrial. Sin embargo, aún cuando la instalación de estas barreras puede reducir o evitar el contagio entre clientes y empleados, la transmisión todavía puede ocurrir entre compañeros de trabajo. Por lo tanto, deben implementarse controles administrativos y medidas de salud pública junto con los controles físicos.

Ejemplos de controles en las prácticas laborales incluyen:

  • Proporcionar recursos y un medio de trabajo que promueva la higiene personal. Por ejemplo, proporcionar pañuelos desechables, basureros que no necesiten tocarse, jabón de manos, sanitizador de manos, desinfectantes y toallas desechables para que los empleados limpien sus superficies de trabajo.
  • Motivar a los empleados a vacunarse contra la influenza estacional (esto ayuda a prevenir el contagio de las cepas de infuenza estacional que pueden continuar circulando).
    Proporcionar a los empleados educación y capacitación actualizada sobre los factores de riesgo de la influenza, comportamientos de protección e instrucción sobre las conductas adecuadas (por ejemplo, etiqueta al toser y cuidado de equipo de protección personal).
  • Desarrollar políticas para minimizar el contacto entre empleados y entre los empleados y los clientes.
    Para mayor información sobre cómo protegerse a sí mismo, sus compañeros de trabajo, empleados y familia, consulte http://www.pandemicflu.gov/

Los ejemplos de controles físicos incluyen:

  • Instalar barreras físicas, tales como barreras de plástico transparente.
  • Instalar una ventanilla de servicio directo a los automovilistas para proporcionar servicio al cliente.
  • En algunos medios de cuidado de salud, para procedimientos de generación de aerosoles, puede utilizarse una ventilación especializada de presión negativa.
  • Controles Administrativos – Los controles administrativos incluyen controlar la exposición de los empleados programando sus tareas de trabajo de manera que se minimicen los niveles de exposición. Ejemplos de controles administrativos incluyen:
  • Desarrollar políticas que promuevan que los empleados enfermos se queden en casa sin temor a represalias.
  • Descontinuar los viajes no esenciales a lugares con altos índices de transmisión de enfermedad.
  • Considerar prácticas para minimizar el contacto cara a cara entre empleados, tales como los correos electrónicos, sitios web y teleconferencias. Cuando sea posible, implementar procesos flexibles tales como teleconferencias y horas de trabajo flexibles para reducir el número de empleados que necesiten estar en el trabajo al mismo tiempo o en una locación específica.
  • Considere la entrega a domicilio de bienes y servicios para reducir la cantidad de clientes que deban visitar su lugar de trabajo.
  • Desarrolle planes de comunicación de emergencia. Establezca un foro para responder a las preguntas de los empleados. Desarrolle comunicaciones basadas en el internet si es posible.

Equipo de Protección Personal (EPP)

Ejemplos de equipo de protección personal son guantes, lentes de seguridad, visores, tapabocas y respiradores (por ejemplo, N-95). Es importante que el equipo de protección personal sea:

  • Seleccionado con base en los peligros para el empleado;
  • Ajustados de manera adecuada y periódicamente se reajusten (por ejemplo, respiradores);
  • Usados de manera consciente y adecuada;
  • Se les dé mantenimiento de manera regular y se reemplacen tal como sea necesario;
  • Se quiten y desechen de manera adecuada para evitar contaminación al usuario, otras personas y el medio ambiente.

La Diferencia entre un Tapabocas y Respiradores

El uso de tapabocas y respiradores es un componente de las prácticas de control de contagios que pueden reducir la transmisión entre las personas infectadas y no infectadas.
Debe considerarse que hay información limitada en el uso de tapabocas para el control de situaciones de pandemia donde no hay una fuente identificada de contagio. No hay información sobre el uso de respiradores en estos escenarios ya que los respiradores modernos no existían durante la última pandemia. Sin embargo, los respiradores se usan de manera rutinaria para proteger a los empleados contra riesgos ocupacionales, incluyendo riesgos biológicos tales como tuberculosis, ántrax y hantavirus. La efectividad de los tapabocas y respiradores se ha inferido con base en el modo de transmisión de la influenza, tamaño de la partícula y juicio profesional.

Para ofrecer protección, tanto los tapabocas como los respiradores deben usarse de manera correcta y de forma consistente. Si se usan de manera adecuada, los tapabocas y respiradores tienen un rol en prevenir diferentes tipos de exposición. Durante una pandemia de influenza, los tapabocas y respiradores deben usarse en conjunto con acciones que evitan el contagio, tales como etiqueta de respiración, higiene de manos y evitar multitudes.

Tapabocas – Los tapabocas se usan como una barrera física para proteger a los empleados de peligros tales como salpicaduras de gotas grandes de sangre o fluidos corporales. Los tapabocas también evitan la contaminación al atrapar las partículas grandes de fluidos corporales que pueden contener bacteria o virus al ser expelidos por el usuario, por lo tanto protege a las demás personas de contagio por parte de la persona que utiliza el tapabocas.

Los tapabocas no están diseñados o certificados para evitar la inhalación de contaminantes pequeños en el aire. Estos contaminantes pequeños en el aire son demasiado reducidos para verse a simple vista pero pueden causar contagio.

Respiradores – Los respiradores están diseñados para reducir la exposición de los empleados a contaminantes en el aire. Estos se adaptan al rostro y proporcionan un sello ajustado entre la orilla del respirador y el rostro. Un sello adecuado entre el rostro del usuario y el respirador obliga al aire inhalado a pasar a través de los materiales filtrantes del respirador y no a través de los huecos entre el rostro y el respirador.

Es importante realizar una evaluación médica de los empleados para asegurar que puedan realizar sus tareas utilizando un respirador.

Pasos que todo Patrón puede tomar para reducir el riesgo de exposición a la Influenza Pandémica en su Lugar de Trabajo

La mejor estrategia para reducir el riesgo de contagio de influenza durante una pandemia es evitar multitudes y otras situaciones que incrementen el riesgo de exposición a alguien contagiado. Si es absolutamente necesario estar en una multitud, el tiempo que se permanezca entre la multitud debe ser el más breve posible.

Motive a los empleados enfermos a que permanezcan en casa.

Inste a los empleados a lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o con sanitizador de manos si no hay jabón y agua disponibles. También, exhorte a sus empleados a que eviten tocarse la nariz, manos y ojos.

Motive a sus empleados a cubrirse con un pañuelo desechable cuando tosan y estornuden, o que tosan y estornuden sobre su manga si no tienen un pañuelo desechable.

Los empleados deben evitar el contacto cercano con los colaboradores de trabajo y clientes (manteniendo la distancia de por lo menos 2 metros). Deben evitar darse la mano y siempre lavarse las manos después de haber tenido contacto con otros. Si los empleados usan guantes, deben lavarse las manos después de quitarse los guantes en caso de que su(s) mano(s) se contaminaran durante el proceso de quitárselos.

Proporcionar pañuelos desechables y basureros a los clientes y público, y un lugar para lavarse o desinfectarse las manos.

Mantener limpias las superficies de trabajo, teléfonos, equipo de computación y otras superficies que se tocan con frecuencia y equipo de oficina. Asegúrese que cualquier limpiador utilizado sea seguro y no dañe a sus empleados o al equipo de oficina. Utilice sólo desinfectantes recomendados por el Departamento de Protección del Medio Ambiente de E.U.A. (Environmental Protection Agency-EPA), y siga las direcciones y precauciones de seguridad indicadas en la etiqueta.

Recomiende a sus empleados a no usar los teléfonos, escritorios, oficinas u otras herramientas y equipo de trabajo de otras personas.

Minimice situaciones donde grupos de personas se reúnen, tales como juntas. Utilice correo electrónico, teléfonos y mensajes de texto para comunicarse. Cuando sea necesario tener una junta, evite el contacto cercano manteniendo una separación de por lo menos 2 metros, si es posible, y asegúrese que haya una ventilación adecuada en el salón de juntas.

El reducir o eliminar las interacciones sociales innecesarias pueden ser muy efectivo para controlar el contagio de enfermedades. Reconsidere todas las situaciones que permitan o requieran que los empleados, clientes y visitantes (incluyendo familiares) entren al lugar de trabajo.

Promueve estilos de vida saludables, incluyendo una buena nutrición, ejercicio y dejar de fumar. La salud general de una persona tiene un impacto sobre el sistema inmune del cuerpo y puede afectar su habilidad para luchar contra y recuperarse de una enfermedad.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios