Cuidar la Salud de la Tierra es tarea de todos

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Cuidar la Salud de nuestro planeta es responsabilidad de todos. A continuación te compartimos algunos consejos que puedes llevar a cabo para cuidar nuestro único hogar.

Paga tus cuentas por internet: actualmente muchas compañías te ofrecen la opción de dejar de enviarte tus recibos físicamente. Con esta acción además de salvar a los árboles que se necesitan para fabricar el papel de tus recibos, ayudarás a reducir el combustible que se utiliza en los vehículos en que se transportan estos. De esta manera también reducirás tus viajes al banco.

Cambia tus focos: los focos fluorescentes compactos o ahorradores son más caros que los tradicionales, pero consumen solo una cuarta parte de la energía que estos y duran muchos más años.

Cambia tus bolsas del mandado: el polietileno del que están hechas las bolsas de plástico del súper tardan aproximadamente mil años en biodegradarse, por lo que te recomendamos cambiar a las bolsas de tela que, además de ayudar al medio ambiente, están de moda actualmente.

Cuida el agua: el agua del planeta se está acabando por lo que debemos cuidarla. Al momento de lavarte los dientes o afeitarte cierra la llave, con esto estarás ahorrando más del 90% de agua que regularmente utilizas cuando no cierras la llave.

Cuida la presión de tus llantas: mantener las llantas de tu vehículo con una presión no adecuada constituye hasta un 3% de gasto extra en combustible. Abusar del aire acondicionado o cargar peso demás en la cajuela aumenta también el gasto. Revisa tus llantas constantemente, además de revisar tu motor y cambiar el filtro del aire acondicionado, con estas acciones puedes mejorar el rendimiento de tu coche hasta en un 10%.

No dejes conectados los aparatos electrónicos: seguramente has visto la luz roja que queda encendida en los aparatos electrodomésticos de tu casa, pues gasta más de lo que crees. En algunos equipos que casi no utilizas pero que siempre están conectados como el DVD puede llegar a ser el 90% del consumo de energía de ese aparato. Si desconectas estos electrodomésticos que no utilizas tan a menudo puedes ahorrar entre un 5 a un 10% de tu cuenta de luz.

No uses desechables: comer con utensilios de plástico o utilizar un vaso de poliestireno cada vez que tomas café o agua en la oficina es un desperdicio que tenemos que evitar, ya que este material tarda años en biodegradarse. Lleva a la oficina tus cubiertos propios y tu taza o termo para el café y agua, además de ser más bonitos estarás contribuyendo al cuidado del planeta.

Siguiendo estos sencillos consejos puedes mejorar la calidad del ambiente y también tu vida. Recuerda que la Tierra es el único hogar que tenemos y es ahí donde radica la importancia de cuidarlo. Si no sabes muy bien cómo hacerlo recuerda la regla de las 3R: reduce, reúsa y reutiliza. Hacemos Todo por tu Salud.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios