¿Qué tan común es la Fimosis y en qué casos se debe realizar la Circuncisión?

Por: Melissa Valery Belmonte Hernández
Cirujano Urólogo y Urólogo Pediatra Cédula Profesional: 9540302, Consultorio 102 B en el Piso 1 del Centro de Medicina Ambulatoria en Irapuato

Al final del primer año de vida, la retracción del prepucio detrás del surco del glande es posible en aproximadamente el 50% de los niños, esto tiende a aumentar en un 89% a la edad de tres años.

Una atención y valoración adecuada por un urólogo pediatra brinda la oportunidad de manejar a tu hijo, en ciertos casos, con algunos fármacos en crema, lo cual evita la necesidad de realizar una cirugía como es la circuncisión en primera línea de tratamiento.

El diagnóstico de fimosis, es decir, de la incapacidad para retraer el prepucio, se realiza mediante un examen físico. Si el prepucio no es retráctil, o solo parcialmente retráctil, y muestra un anillo constrictivo, se debe asumir una desproporción entre el ancho del prepucio y el diámetro del glande. Además del prepucio estrecho, puede haber adherencias entre la superficie interna del prepucio o un frenillo corto, lo cual puede también condicionar problemas para su retracción y adecuado aseo.

¿Qué es la circuncisión?

La Circuncisión consiste en un procedimiento ambulatorio que lleva solo un par de horas en el hospital. Una vez que se ha realizado esta cirugía, el paciente puede regresar a casa el mismo día. Las complicaciones son poco frecuentes, se requiere antibiótico y analgésico posterior al procedimiento, así como aseo durante el baño con agua y jabón sin necesidad de curación ni retiro de puntos.

¿Para qué sirve la circuncisión?

La circuncisión masculina reduce significativamente la colonización bacteriana del glande, que es la parte final del pene.


También puedes leer: ¿Qué es el lupus y cuál es el daño que causa al organismo?


La circuncisión como tratamiento contra la fimosis

Una indicación absoluta para realizar la circuncisión es la fimosis secundaria, así como en pacientes con diabetes mellitus que presentan irritación constante en esa zona con posterior estrechamiento del prepucio.

En la fimosis primaria se presenta la balanopostitis recurrente que es la inflamación del pene y del prepucio, así como las infecciones recurrentes del tracto urinario en pacientes con anomalías del tracto urinario, estas son también padecimientos que requieren de la circuncisión.

Si no se atiende, ¿Qué complicaciones puede traer la fimosis?

Aunque la mayoría de los casos de fimosis pasan desapercibidos, la condición a veces puede interferir con las actividades normales, incluyendo:

  • Dolor o dificultad para orinar
  • Erecciones difíciles o dolorosas
  • Hinchazón o inflamación del prepucio

Beneficios de la circuncisión

Hay estudios que demuestran el beneficio de una circuncisión, entre ellos se encuentra el tener un área glandular más limpia, lo cual evita infecciones y el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Además, beneficia en muchos pacientes su vida sexual, ya que de otro modo sin circuncisión sería molesto, sobre todo, el frenillo corto o prepucio redundante y fimosis.

Acude a valoración por el especialista en urología para tu adecuado diagnóstico y conoce más a fondo de este tema dejando atrás mitos y tabúes sobre la circuncisión.

 

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios