Y tú, ¿cómo compartes el mensaje de prevención?

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA

Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Transmitir el mensaje de prevención y educar a las personas acerca del cáncer de mama es una tarea de todos los días. Alrededor del mundo existen muchas campañas enfocadas en beneficiar a las personas que padecen o han padecido esta enfermedad con diferentes objetivos. Algunas tienen una dimensión financiera: su misión es recaudar fondos para investigaciones que buscan la cura para este mal. A veces solamente se trata de un ejercicio de solidaridad; por ejemplo, usar el color rosa para extender la simpatía y apoyo a la causa. Todas, sin embargo, se preocupan por el bienestar de aquellos que luchan contra esta enfermedad.

Hoy en día, el color rosa es utilizado en las campañas contra el cáncer de mama porque se trata de una enfermedad que toca un aspecto de la Salud de la mujer muy íntimo. Para muchas, el cáncer de mama significa atravesar por un proceso de recuperación difícil que puede afectar incluso la imagen del cuerpo. La carga de significado del color rosa lo ha convertido en el estandarte para la prevención del cáncer de mama por excelencia y hoy en día es raro que una campaña encaminada a estos fines no tenga el rosa como color principal.

¿Pero por qué el rosa? La razón inicial por la que se utiliza este color es mucho más sencilla. En 1991 en Estados Unidos, la compañía de cosméticos Esteé Lauder, buscando un concepto para una campaña contra el cáncer de mama, quiso asociarse con Charlotte Hayley, una activista estadounidense que hacía listones color durazno e informaba a las personas acerca de esta enfermedad. La marca quiso usar el concepto de Charlotte, pero ella se negó, pues pensaba que la iniciativa era muy comercial. Tras una charla con sus abogados, la compañía de cosméticos decidió cambiar el color para evitar problemas legales. El color nuevo, como podrán haber adivinado, fue el rosa.

La campaña del listón rosado fue tan popular que pronto varias compañías importantes lo adoptaron como símbolo de la lucha contra el cáncer de mama. El resto, como dicen, es historia.

Si bien la idea nació en los Estados Unidos, ésta se extendió rápidamente por todo el mundo. Ahora muchas organizaciones internacionales manejan este tipo de campañas para esparcir el mensaje de prevención en distintos contextos y culturas. Por ejemplo, la iniciativa Pink Hijab Day (Día del Hijab Rosa), celebrada el 30 de octubre (el mes “oficial” de la lucha contra el cáncer de mama), informa a la gente acerca de la cultura musulmana y las mujeres que la conforman, al mismo tiempo que aborda el tema del cáncer de mama desde su perspectiva.

También se realizan muchos eventos para recaudar fondos. Todos los años se celebran una cantidad considerable de carreras contra el cáncer de mama, de las cuales la más famosa quizás sea la que organiza la fundación Susan G. Konan en Nueva York por ser la primera en utilizar el rosa, pero existen otras de igual importancia, como el “Pinkathon”, que se celebra en India. El centro de investigación contra el cáncer Fred Hutchinson creó la iniciativa Climb To Fight Breast Cancer (Escala para luchar contra el cáncer de mama), la cual consiste en voluntarios que escalan diversas montañas famosas de todo el mundo, como el monte Everest o el Iztaccíhuatl.

Sin embargo, la prevención y el diagnóstico oportuno son las armas más importantes en contra del cáncer de mama. Las campañas rosas son un esfuerzo constante para tomar conciencia y hacer algo al respecto. De nada sirve si no hacemos nuestra parte. La detección temprana por medio de la autoexploración y los chequeos médicos regulares son la clave del éxito. Tan solo es cuestión de ver las estadísticas: el porcentaje de mujeres que se recuperan del cáncer de seno si se detecta a tiempo es del 97%. Y, sin embargo, en México el 90% de los cánceres que se detectan ya están avanzados, ya que sólo el 37% de las mujeres se realizan un autoexamen de mama mensual y se hacen una mamografía cada año.

En CHRISTUS MUGUERZA, nos preocupamos todos los días por la Salud de las mujeres. Por eso estamos preparados con tecnología de vanguardia para diagnosticar y tratar el cáncer de mama y ayudar a las personas que lo necesiten. Así que no esperes más: visita a tu médico, realízate un examen de mama y esparce el mensaje de prevención.

 

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios