Valoración del bienestar fetal antes del parto

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA

Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Con información de Dr. Heriberto Reyes Sepúlveda, Ginecología y Obstetricia – Perinatología de CHRISTUS MUGUERZA Hospital General Conchita.

¿Alguna vez te has preguntado cómo saber que tu bebé está bien si está adentro de tu vientre? Existen varios métodos para saberlo y  hoy hablaremos de ellos así que toma nota y no olvides consultar con tu ginecólogo las opciones más recomendadas para tu embarazo.

Ultrasonido

Empezaremos por el más conocido por todos, el ultrasonido. Este estudio es energía en forma de ondas producido por pequeños cristales que se encuentran en un dispositivo llamado transductor. Las ondas se dirigen hacia una parte específica del cuerpo y rebotan en los tejidos a manera de eco para después ser transformadas en figuras en el monitor del equipo de ultrasonido en tiempo real.

Esta prueba sirve para saber la edad del embarazo, apreciar el crecimiento del bebé, la posición de la placenta, la posición y actividad del bebé como los movimientos, la respiración y el latido cardiaco. Además con esta prueba puede conocerse la cantidad de líquido amniótico, el número de bebés que espera la paciente, la anatomía y el sexo del bebé, en general el bienestar fetal.

Registro carditocográfico fetal

Este estudio se realiza mediante un equipo especial que graba y grafica la frecuencia cardiaca del bebé, además valora su estado de salud antes y durante el parto y al momento del nacimiento. El objetivo de este aparato es el de identificar a los bebés que tienen riesgo de sufrir problemas en el inteaútero e identificar a los bebes con riesgo de sufrimiento durante el trabajo de parto.

Existen dos formas de monitoria la frecuencia cardiaca fetal:

  • Auscultación
  • Monitoreo electrónico

En la auscultación se escucha la frecuencia cardiaca fetal solamente antes y después de la contracción, para esto se utiliza un estetoscopio o dispositivos doppler. Las ventajas de esta técnica ampliamente utilizada es que es fácil de usar, no es invasivo y confirma la vida fetal.

Sin embargo, el monitoreo de la frecuencia cardiaca fetal es intermitente, está limitado al intervalo entre contracciones. Otra desventaja que presenta es que no valora cambios periódicos de la frecuencia cardiaca fetal y pueden presentarse datos de sufrimiento fetal cuando no se está utilizando.

Por su parte el monitoreo electrónico grafica la frecuencia cardiaca fetal y las contracciones en forma continua. De manera externa se colocan con cintos no ajustados dos transductores, uno para la frecuencia fetal y otro para las contracciones. Internamente se colocan también en el cuero cabelludo del bebé.

Prueba Sin Estrés

Existen otras pruebas, como la PSS o Prueba Sin Estrés que es el método de investigación más usado para evaluar el bienestar fetal. Esta prueba valora la frecuencia cardiaca fetal en relación a los propios movimientos del bebé y dura entre 30 y 40 minutos.

La ventaja de esta prueba es que no es invasiva, no tiene contraindicaciones, puede realizarla personal no médico capacitado y existe un 99% de bienestar fetal con un estudio normal. Además, la información del estado de salud fetal es continua, detecta en forma temprana datos de alarma de sufrimiento fetal y permite establecer tempranamente tratamientos correctivos.

La desventaja de esta prueba se encuentra en la incomodidad de la paciente, ya que puede sentirse restringida en sus movimientos, además la prueba tiene que ser interpretada por un Ginecólogo y/o Perinatólogo.

Esta prueba puede realizarse a partir de la semana 28 de gestación, siempre con la indicación del Ginecólogo de acuerdo a:

  • Edad del embarazo
  • Historia de la salud de la madre
  • Estudios de laboratorio de rutina

En embarazos de bajo riesgo debe realizarse de manera diaria, cada 3 días o cada semana, según el criterio del Ginecólogo. En embarazos de alto riesgo deberá realizarse a partir de la semana 37 o 38 de manera quincenal.

  • La frecuencia cardiaca fetal normal debe ser:
  • Frecuencia entre 110 – 160 latinos por minuto
  • Variaciones entre cada latido
  • Presencia de aceleraciones de la frecuencia cardiaca
  • Ausencia de desaceleraciones de la frecuencia cardiaca
  • Presencia de movimientos fetales

En caso de que la frecuencia cardiaca fetal no sea normal deberán realizarse, a criterio del Ginecólogo, más estudios. Por ejemplo el Perfil Biofísico o la Prueba Con Estrés.

Prueba de Tolerancia a la Oxitocina

La Prueba Con Estrés, o también llamada Prueba de Tolerancia a la Oxitocina (PTO), estimula la aparición de contracciones uterinas aplicando oxitocina mediante una solución intravenosa. Con esto se simula un trabajo de parto y se realiza un monitoreo electrónico de la frecuencia cardiaca fetal del bebé.

Entre las ventajas de esta prueba está que además de valorarse la función placentaria, se valora la capacidad del bebé de tolerar las contracciones. Entre las desventajas se encuentran solamente la incomodidad por parte de la paciente que puede verse restringida en sus movimientos.

Perfil Biofísico

Por su parte el Perfil Biofísico estudia distintas variables del bebé como los movimientos gruesos y finos, los movimientos respiratorios y el líquido amniótico. Después de esta prueba se da una calificación, la cual significa un pronóstico de bienestar fetal. Existen dos variantes de esta prueba:

  • Perfil Biofísico Modificado: Valora el líquido amniótico de una Prueba Sin Estrés.
  • Flujometría Doppler: Valora la circulación del bebé en determinadas enfermedades para valorar el bienestar fetal.

¿Son necesarios otros métodos? Eso será decisión de tu Ginecólogo, con quien tendrás que establecer una estrecha relación de comunicación para llevar un proceso saludable.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios