¿A qué se debe la depresión en el invierno?

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA

Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

De acuerdo a la Secretaría de Salud (SSA) uno de los trastornos más comunes que se presentan durante la temporada de otoño – invierno es el depresivo estacional, el cual se caracteriza por la pérdida de concentración y la falta de energía e interés por hacer las actividades diarias.

Se denomina Trastorno Afectivo Estacional (TAE), nombre que le fue otorgado por la Asociación Americana de Psiquiatría durante la década de los 80. Este padecimiento también es conocido como SAD, por sus siglas en inglés, o como melancolía invernal.

Según la SSA, el TAE afecta sobre todo a mujeres, sin embargo, también puede presentarse en hombres, niños y adolescentes.

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina, los síntomas del TAE son similares a los que padece una persona con depresión:

  • Desesperanza
  • Aumento del apetito con aumento de peso
  • Aumento del sueño
  • Falta de energía y capacidad para concentrarse
  • Pérdida de interés en el trabajo y otras actividades
  • Movimientos lentos
  • Aislamiento social
  • Tristeza e irritabilidad

Pese a los síntomas, la Secretaría de Salud sostiene que una persona puede ser diagnosticada con TAE hasta dos o tres años después de lidiar con estos síntomas.

¿Cuáles son las posibles causas?

La Secretaría de Salud detalla algunas de las teorías que determinan las causas de este padecimiento. La primera de ellas radica en los cambios del ritmo circadiano, es decir, el ciclo de sueño – vigilia, lo cual se debe a la disminución de las horas de luz solar durante el invierno. Mientras que la otra teoría hace referencia a la predisposición genética.

Otras teorías que rondan el origen del TAE es la secreción anormal de la melotonina, una hormona que se encarga de avisarle al cuerpo cuando es momento de dormir y cuando de despertar. La secreción anormal de esta hormona consiste en producirse por más tiempo lo que ocasiona cansancio y sueño. Otra de las hormonas responsables es la serotonina, encargada de regular el hambre, las emociones, el sueño y el apetito sexual. Durante el invierno los niveles de serótina pueden bajar síntomas de depresión, hambre y más sueño

¿Cómo es el diagnóstico?

Para el diagnóstico de esta enfermedad, no existen exámenes o pruebas específicas, más bien el doctor a cargo debe preguntar sobre los antecedentes de síntomas, además de realizar un examen físico y de sangre.

¿Existe un tratamiento?

Fármacos y sesiones de terapia psicológica pueden contribuir a eliminar el Trastorno Afectivo Estacional, sin embargo, recuerda que ante cualquiera de los síntomas es indispensable ir al médico.

Siempre existen opciones que pueden guiarte para encontrar el equilibrio emocional que necesitas. Para lograrlo, conoce nuestro Centro de Salud Mental, donde podrás obtener la ayuda de especialistas que puedan orientarte en este tipo de situaciones.

Recuerda que vivir una vida plena está en tus manos, comparte esta información con los que más quieres y juntos mejoremos la calidad de vida de quienes más quieres.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios