¡Relájate! Y dile adiós al estrés

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

¿Te has sentido muy estresado últimamente? El estrés emocional se da cuando una persona se encuentra en una situación difícil o desafiante, y puede traducirse también en dolor físico. Saber manejar tu estrés significa tratar de controlar y reducir la tensión que ocurre en dichas situaciones.

La buena noticia es que hay aspectos de tu vida que puedes modificar para controlarlo:

  • Actitud. Tu postura frente a las situaciones puede influir para que éstas sean estresantes o no. Una persona con actitud negativa a menudo siente más estrés que una persona positiva, por lo que es importante que trates de ver siempre el lado bueno de las cosas. ¡Por tu Salud!
  • Alimentación. Una alimentación inadecuada pone a tu cuerpo en un estado de estrés o preocupación y debilita tu sistema inmunológico, y esto te convierte en alguien más propenso a contraer infecciones. Una alimentación deficiente puede ser, por ejemplo, elegir alimentos poco saludables que no te aportan los nutrimentos que requieres, no comer lo suficiente o no comer en los horarios que tu cuerpo necesita. No recibir la nutrición adecuada puede afectar la forma en que el cerebro procesa la información llevándote a un estado de estrés emocional.
  • Actividad física. Entre los beneficios de hacer ejercicio se encuentra el gozar de una sensación de bienestar. Esto significa que, a mayor ejercicio, mayor liberación de estrés. Recuerda que toda actividad física debe estar aprobada por un médico para asegurarte de que tu cuerpo está en condiciones de realizarla.
  • Sistemas de apoyo. Siempre que pasamos por momentos difíciles es agradable tener a alguien en quien confiar, y el hecho de tener poco o nulo apoyo provoca que las situaciones estresantes sean aún más difíciles de manejar. Recuerda que tu familia y amigos están ahí para apoyarte, hazlos parte de tu vida y confía en ellos.
  • Relajación. Los intereses fuera del trabajo o escuela, pasatiempos u otras formas de esparcimiento te ayudan a saber manejar situaciones estresantes. Sumado a ello está el dormir las horas necesarias diariamente, para que tu cuerpo y mente descansen adecuadamente.

Existen también actividades que te pueden ayudar a eliminar el estrés de tu vida:

  • Tómate unas vacaciones
  • Disfruta las cosas pequeñas y sencillas de la vida
  • Cambia tu rutina
  • Escucha música
  • Mira el atardecer o el amanecer
  • Coloca plantas en tu casa
  • Lee por placer
  • Administra tus finanzas
  • Pasa tiempo con tu familia y amigos
  • Aprende a delegar
  • Busca el silencio de vez en cuando
  • ¡Ríe!

Cuidar tu mente es cuidar tu cuerpo, y con sólo cambiar algunas cosas pequeñas puedes ayudarte. ¿Conoces otro consejo que se nos haya pasado? Escríbelo en los comentarios. Comparte esta información con todos los que quieres para que podamos tener una mejor calidad de vida, ¡y ser más felices!

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios