¿Qué es el pie diabético?

Por: Dr. Marcos Francisco Ruíz Blas
Angiólogo y Cirujano Vascular en CHRISTUS MUGUERZA Hospital Betania | Certificado por el Consejo Mexicano de Angiología y Cirugía Vascular

La diabetes es una epidemia mundial y una de las principales causas de muerte por enfermedad.

Se estima que unos 367 millones de personas en todo el mundo tienen diabetes. Esta enfermedad es la causa más común de úlceras en el pie, infección y disminución de la circulación, que están entre sus complicaciones más graves y costosas. A pesar de los avances en el tratamiento de la diabetes, el aumento en el número de personas con la enfermedad se ha traducido en una mayor cantidad de amputaciones de miembros inferiores. El riesgo de amputación de los pacientes con diabetes es 15 a 30 veces mayor que en no diabéticos y es la primera causa de amputación no ocasionada por accidentes.

La historia natural de la amputación de extremidades inferiores ocasionada por la diabetes puede ser descrita como una escalera: el primer peldaño es el diagnóstico de la diabetes, seguido por la aparición de alteraciones en la sensibilidad y neuropatía. Si se produce una úlcera, puede agravarse con la falta de circulación, lo cual retarda o impide la cicatrización.

El golpe de gracia es a menudo una infección ascendente que conduce a la necesidad de amputación urgente. Hay acciones para realizar prevención en cada “peldaño” y, en última instancia, para evitar una amputación mayor. Es imperativo que el pie diabético ulcerado esté libre de infección y reciba flujo sanguíneo adecuado para sanar de manera oportuna. Si uno puede curar una úlcera por pie diabético, o al menos evitar que se infecte, la mayoría de las amputaciones se pueden evitar. Afortunadamente, varios informes indican que hasta un 85% de complicaciones de la diabetes, como la amputación, pueden prevenirse.

Por lo tanto es importante una revisión temprana para evaluar el riesgo de desarrollar úlceras aun antes de presentar los signos más tempranos (callosidades) y tomar acciones para evitarlas y no seguir ascendiendo por esta escalera hacia la perdida de la extremidad y a una disminución severa en la calidad de vida.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios