¿Qué es y cómo prevenir el Labio y/o Paladar Hendido?

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Existe una malformación congénita que causa serios problemas en el recién nacido y que de no atenderse puede provocar incluso daños emocionales, esta afección es la del labio y/o paladar hendido.

Quienes padecen este padecimiento congénito pueden presentar ya sea solo labio hendido, paladar hendido o ambos. De acuerdo con la Secretaría de Salud en México, el labio hendido es cuando el bebé presenta un cierre incompleto del labio, este puede estar en un solo lado de los labios o en los dos. Mientras que el paladar hendido se debe a que el paladar no se cierra completamente y deja una abertura que se extiende hasta la cavidad nasal.

En tanto, como mencionamos anteriormente, también hay bebés que pueden presentar ambos defectos, es decir, la hendidura abarca tanto los labios como el paladar, lo que se denomina labio y/o paladar hendido.

Es necesario que para descartar cualquier tipo de anomalía, en una primera instancia, el pediatra sea quien revise al bebé, el labio hendido puede ser detectado a simple vista, sin embargo, debido a su ubicación en el interior de la boca, el paladar debe ser revisado con mayor atención para descartar cualquier anormalidad.

Complicaciones

Existe una serie de complicaciones que obligan a los padres a brindar un cuidado especial para ayudar que el bebé con labio y/o paladar hendido salga adelante. De acuerdo a la Secretaría de Salud, los principales problemas originados por esta malformación son:

  • Dificultad para alimentarse: Debido a las características que poseen los labios y el paladar del bebé, éste tiene dificultades para succionar lo que representa problema para amamantarlo.
  • Infecciones del oído: esto se debe a una falla en la función de la trompa de Eustaquio la cual conecta al oído medio y la faringe, lo que puede provocar infecciones que incluso llegan a desembocar en la pérdida de la audición.
  • Problemas odontológicos: Esto indica que los dientes no pueden salir con normalidad, por lo que se necesitará tratamiento de ortodoncia, cuando el bebé haya crecido y se le haya sometido a intervenciones quirúrgicas para corregir el labio y/o paladar hendido.
  • Problemas emocionales: Cuando un bebé nace con labio y/o paladar hendido, en muchas de las ocasiones, los padres sienten una especie de culpa, rechazo, miedo, sobreprotección a su hijo, lo cual concluye en un bloqueo del desarrollo emocional del menor.

Factores de riesgo

Entre los principales factores de riesgo que originan el labio y/o paladar hendido se encuentran:

  • La edad de los padres.
  • País de residencia, raza y tendencias familiares.
  • Existencia de algún familiar que también haya padecido esta malformación.
  • Infecciones virales que se hayan tenido durante el embarazo.
  • Que la madre haya consumido durante el embarazo fármacos abortivos, anticonvulsionantes o que haya recibido radiaciones ionizantes.
  • Que la madre haya consumido alcohol y tabaco durante el embarazo.

Tratamiento

La forma de corregir el labio y/o paladar hendido es a través de una cirugía, de acuerdo a la Secretaría de Salud en México, ésta puede practicarse durante los primeros meses de vida del bebé, sin embargo, dependerá del peso, estado de Salud del bebé y de la complejidad que tiene la malformación lo cual deberá ser evaluado por el especialista.

Existen pacientes cuya complejidad en la hendidura es mínima y por ende el problema puede resolverse, en algunos casos, con una cirugía, sin embargo existen otros casos en donde los pacientes son sometidos a diversas intervenciones en distintas etapas de su vida, por ejemplo:

  • Cierre de labio, paladar duro y plastia de punta nasal a los tres meses de edad
  • Cierre de paladar y faringoplastia entre 12 y 18 meses de edad.
  • Injerto óseo alveolar entre 6 a 8 años de edad.
  • Cirugía estética facial (rinoseptumplastía, mentoplastía, etc.) después de los 14 años de edad.

Es importante mencionar que un paciente con labio y/o paladar hendido debe recibir un tratamiento integral en el cual se ataquen todas las áreas en donde la malformación provoca estragos, por lo que es vital contar con un ortodontista que se encargue de realizar los procedimiento dentales que el menor requiera, un otorrinolaringólogo que brinde atención ante las infecciones de oído derivadas de la malformación, un psicólogo que fortalezca las emociones de los padres y su hijo a fin de darles la seguridad que necesitan para enfrentar esta condición.

Asimismo se aconseja que, luego de una cirugía reconstructiva del paladar, el tratamiento sea complementado con terapias de lenguaje que ayuden a que el niño tenga una pronunciación correcta, una buena calidad en su tono de voz para de esta forma ayudarlo a que pueda comunicarse de mejor.

¿Cómo prevenir el labio y/o paladar hendido?

Si bien, cuando existe el antecedente de que alguien de la familia padeció labio y/o paladar hendido hay posibilidades de que el bebé nazca con esta malformación, también es cierto que estas pueden reducirse. Asimismo cuando no hay antecedentes familiares no está demás que la futura mamá haga lo posible para prevenir que su hijo sufra de labio y/o paladar hendido. Algunas de las recomendaciones para evitar este tipo de malformación son las siguientes:

  • Tomar ácido fólico diariamente, un estudio realizado por el Instituto Nacional de Ciencias Ambientales de la Salud de Dirham, Carolina del Norte (EE.UU) comprobó que el consumo del ácido fólico ayuda a reducir hasta en un 40 por ciento las probabilidades de que el bebé nazca con labio y/o paladar hendido.

Por lo tanto, la Secretaría de Salud en México, recomienda que, de preferencia, durante toda la vida reproductiva el ácido fólico sea consumido, de no ser posible lo anterior se recomienda que se consuma, por lo menos tres meses antes del embarazo y en especial durante los primeros tres meses de gestación.

  • También se recomienda disminuir los factores de riesgo al evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas. Manteniéndose alejado de pesticidas, solventes y ambientes contaminados, y hacer lo posible por no caer en el consumo de medicamentos sin prescripción médica.

El consumo de ácido fólico ayuda a reducir hasta en 40% las probabilidades de padecer labio y/o… Clic para tuitear

Como lo habrás notado, el labio y/o paladar hendido es tratable y un seguimiento continuo ayuda, a quienes lo padecen, a llevar una vida de lo más normal, lo importante es mantenerse informado y prevenirlo. ¿Te interesa saber sobre alguna otra malformación congénita? Háznoslo saber en la sección de comentarios y juntos formemos una comunidad más informada sobre el cuidado de su Salud. Nos leemos en la próxima.

 

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios