¿Cómo nos ayuda la vitamina C a no enfermarnos?

Por: Jennifer Charles
Nutrióloga

Ya está llegando la época de frío, estamos sacando ropa más abrigadora y consintiéndonos con bebidas calientes. Es importante que no dejemos de lado preparar a nuestro cuerpo para recibirla y disfrutarla sin arriesgar nuestra salud, por eso es necesario alimentarnos con nutrientes claves que nos ayuden a hacerle frente a las enfermedades ocasionadas por las bajas temperaturas.

Uno de los nutrientes que más escuchamos como un escudo contra las enfermedades en época de frío es la vitamina C, la cual nos han recomendado para evitar el resfriado común y la gripa. Cabe mencionar que ésta no cura el resfriado o gripe, pero ayuda a reducir sus efectos negativos.

La acción de la vitamina C va un tanto más allá, nos ayuda a proteger las células de todo nuestro cuerpo pues actúa como un potente antioxidante, esta función protectora ayuda a formar y a madurar las células blancas o inmunológicas que defienden nuestro organismo de virus y bacterias. Esta importante acción favorece a la salud de forma integral, ya que nos ayuda a:

  • Tener mejores defensas
  • Recuperarnos rápidamente
  • Hace que la duración e intensidad de las enfermedades respiratorias sea mucho menor
  • Disminuye los síntomas

Entre otros de los beneficios de esta vitamina se encuentra la protección coronaria, ya que favorece la salud cardiovascular y de los vasos sanguíneos. Asimismo, protege la visión y favorece la formación de colágeno.

Es importante tener en consideración que la vitamina C favorece mucho más al sistema inmunológico cuando se consume de manera habitual dentro de nuestra dieta. Cuando no es posible un consumo regular, la recomendación es empezar a consumirla tres o cuatro meses antes de la temporada invernal, y con ello darle a nuestro cuerpo las armas para defenderse de las enfermedades respiratorias.

Otros de los padecimientos y/o situaciones en los que el consumo de la vitamina C es esencial son:

  • Recuperación ante cirugías.
  • Infecciones
  • Cáncer
  • Heridas graves
  • Diabetes Mellitus
  • Enfermedades intestinales o estomacales
  • Estrés permanente
  • Consumo excesivo de alcohol y tabaco

También existen medicamentos que pueden disminuir la vitamina C en nuestro organismo, por ejemplo la píldora anticonceptiva, antibióticos y el ácido acetilsalicílico.

Dónde podemos encontrarla

Esta vitamina se encuentra principalmente en frutas y verduras frescas. Debido a que la cocción, el calor y el procesamiento como los jugos o purés, pueden degradar esta vitamina, se recomienda consumirlas crudas y enteras.

Los alimentos ricos en vitamina C son:

  • Frutas: Cítricos como las naranjas, limón, toronja, mandarina, piña, guayaba, kiwi, fresas, papaya.
  • Verduras: Pimiento morrón, verduras de hoja verde oscuro como la col rizada (kale), brócoli, coliflor, coles de Bruselas, tomillo y perejil.

Cómo potencializar su efecto

Los nutrientes como la vitamina A, E y el Selenio hacen sinergia para potencializar el beneficio de la vitamina C y su efecto en el sistema inmunológico. Ingerir alimentos como la zanahoria, brócoli, melón, mango, plátano, durazno, tomate, calabacita, carne magra de pollo, pavo y res, lentejas, cacahuates y frijoles ayudaran a complementar el aporte para mayor protección de nuestra salud.

Recomendaciones adicionales para la época de frío

No debemos olvidar seguir con hábitos saludables dentro de nuestra rutina, algunas recomendaciones son:

  • Beber muchos líquidos, de preferencia agua natural. Así nos mantendremos hidratados y evitamos que la resequedad en nariz y boca aparezca, junto con los estornudos e incomodidad.
  • Mantener una buena higiene, procurar lavarnos las manos frecuentemente, en especial durante esta temporada ya que hay más personas con resfriado.
  • Dormir y tener buen descanso favorece el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico y promueve positivamente nuestra salud.
  • Procura abrigarte para evitar los cambios bruscos de temperatura, recuerda que éstos crean un desequilibrio en el sistema inmune y podrían disminuir las defensas.

¡Ya lo sabes! La vitamina C es un elemento muy importante que nos protege y nos mantiene saludables, consúmela y evita los molestos resfriados. Comparte esta información con amigos y familiares y juntos formemos comunidades más saludables.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios