Mitos y realidades sobre el síndrome de Down

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Actualmente existen muchos mitos alrededor del síndrome de Down y aquellos que lo tienen, es por eso que hemos reunido algunos de los mitos más comunes sobre esta condición:

Mito: el síndrome de Down es una condición muy rara.

Realidad: El síndrome de Down es la condición genética más común. Según datos de la Asociación Nacional de Síndrome de Down de los Estados Unidos, uno de cada 691 bebes en ese país nacen con este síndrome. En México actualmente existen 150 mil personas con esta condición.

Mito: las personas con síndrome de Down tienen una vida muy corta.

Realidad: La esperanza de vida para las personas con síndrome de Down se ha incrementado drásticamente en los años recientes, acercándose al promedio de esperanza de vida de las personas que no tienen síndrome de Down.

Mito: el síndrome de Down es hereditario.

Realidad: el síndrome de Down es hereditario en aproximadamente el 1% de los casos. En el 99% restante el síndrome de Down es completamente aleatorio y el único factor conocido que incrementa el riesgo de tenerlo es la edad de la madre (arriba de los 35 años). El síndrome de Down de translocación es el único tipo de este síndrome conocido que tiene un vínculo hereditario. De 3 a 4% de los casos de Síndrome de Down son por Translocación, de los cuales un tercio (o 1% de todos los casos de síndrome de Down) son hereditarios.

Mito: la mayoría de los niños con síndrome de Down nacen de padres de edad avanzada.

Realidad: la mayoría de los niños con síndrome de Down nacen de mujeres  con menos de 35 años de edad por el simple hecho de que las mujeres jóvenes tienen más hijos. Sin embargo, la incidencia de nacimientos de niños con síndrome de Down se incrementa con la edad de la madre.

Mito: las personas con síndrome de Down tienen múltiples discapacidades cognitivas.

Realidad: la mayoría de las personas con síndrome de Down  tiene una discapacidad cognitiva que va de leve a moderado. Los niños con síndrome de Down pueden participar completamente en programas educativos, tanto públicos como privados.

Mito: la mayoría de las personas con síndrome de Down están internadas en instituciones.

Realidad: actualmente las personas con síndrome de Down viven en casa con sus familiares y son participantes activos en actividades educacionales, recreativas, sociales y vocacionales de la comunidad.

Mito: los adultos con síndrome de Down no pueden ser empleados

Realidad: muchas instituciones practican la diversidad e inclusión y buscan a adultos con síndrome de Down.

Mito: las personas con síndrome de Down siempre están felices.

Realidad: las personas con síndrome de Down tienen sentimientos como cualquier otra persona. Experimentan todas las emociones y como cualquier otra persona responden a expresiones positivas de amistad y son lastimados y se enojan por un comportamiento inconsiderado, justo como cualquiera lo haría.

Mito: los adultos con síndrome de Down son incapaces de formar relaciones destinadas al matrimonio.

Realidad: las personas con síndrome de Down tienen  muchas amistades, socializan, tienen citas, forman relaciones y se casan, como todos las demás personas.

Mito: el síndrome de Down es incurable

Realidad: las investigaciones en el síndrome de Down están logrando grandes avances identificando los genes en el cromosoma 21 que causa las características del síndrome de Down. Los científicos aseguran que en un futuro será posible disminuir, corregir o prevenir muchos de los problemas asociados con síndrome de Down.

¿Conocías estos datos? Ahora que lo sabes conviértete en un agente de cambio, a favor de la inclusión de las personas con síndrome de Down.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios