¿Cómo me cuido de la deshidratación y del golpe de calor en este verano?

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA

Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

El verano es una de las épocas más cálidas del año pues suelen alcanzarse temperaturas que, en algunas regiones, llegan a más de 30 grados centígrados y es por ello que debemos cuidarnos de ser víctimas de un cuadro de deshidratación o del llamado golpe de calor.

La deshidratación ocurre cuando el organismo no posee la cantidad suficiente de agua y líquidos necesarios para desempeñar sus funciones correctamente. Este padecimiento se clasifica como leve, moderado o grave de acuerdo a la cantidad de líquido que se haya perdido.

Además de la sudoración excesiva debido a la exposición prolongada al sol, otras de las causas de la deshidratación son:

Para conocer si nosotros o alguien de la familia, sobre todo niños, presentan deshidratación hay que estar alertas a los siguientes síntomas, los cuales variaran de acuerdo al grado de deshidratación.

Si se sufre de deshidratación leve los síntomas que suelen presentarse son:

  • Frecuente sensación de sed.
  • Tener la boca seca o pegajosa.
  • Orinar con poca frecuencia y cantidad.
  • La orina tiende a oscurecerse.
  • Aparición de dolor de cabeza y de calambres musculares.

Por otra parte, si se padece de deshidratación grave los síntomas que se presentan son:

  • Ausencia de orina, o si existe ésta es muy oscura o de color ámbar.
  • La piel se vuelve seca y arrugada.
  • La persona experimenta un cuadro de irritabilidad y confusión, acompañado de mareos, aturdimiento y apatía.
  • Los latinos cardiacos tienden a volverse rápidos.
  • Los ojos se hunden
  • Puede experimentarse un shock ante la insuficiencia del flujos sanguíneo a través del organismo.
  • La víctima puede presentar inconsciencia o delirio.

Como sabemos, la mejor arma contra los padecimientos es la prevención, por lo que a continuación te compartimos algunas recomendaciones para evitar deshidratarnos.

  • Beber los dos litros de agua recomendados, aún y cuando no se sienta sed, e incrementar el consumo cuando el clima sea muy cálido y se realice ejercicio, o bien cuando la exposición al sol sea prolongada
  • Evitar las bebidas muy dulces como refrescos y jugos sintéticos.
  • En caso de sufrir fiebre y vómitos causados por alguna infección, se debe procurar beber abundantes líquidos.
  • Brindar especial atención a niños y adultos mayores y procurar que beban suficientes líquidos.

Pero, ¿qué hay del golpe de calor?

Este es otro de los padecimientos más frecuentes en esta temporada y consiste en el aumento de la temperatura corporal a causa de una exposición prolongada al sol o por hacer ejercicio en lugares con poca ventilación.

Cuando la temperatura es muy alta, el organismo tiende a expulsar el sudor de manera más lenta y si no se han tomado medidas como la de beber abundante líquido, entonces el cuerpo no podrá refrescarse y al no regular su temperatura el golpe de calor será inminente.

Algunos de los síntomas que se presentan durante un golpe de calor son:

  • Sensación de sed intensa y sequedad en la boca.
  • Alcanzar una temperatura mayor a los 39 grados centígrados.
  • Sudoración excesiva
  • Presencia de piel seca
  • Sufrir un cuadro de debilidad acompañado de vértigo y mareos.
  • Calambres musculares.
  • Agitación
  • Dolor en el estómago, falta de apetito, náuseas y vómito.
  • Dolor de cabeza.
  • La víctima tiende a sufrir de confusión, delirio y en algunas veces convulsiones.

Para prevenir un golpe de calor es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Consumir líquidos como jugos y agua natural y evitar ingerir bebidas con cafeína, alcohol y azúcar en exceso.
  • Vestir con ropa holgada, ligera y de colores claros, así como un calzado fresco.
  • Evitar la exposición prolongada al sol, sobre todo durante el medio día que es cuando los rayos solares tienden a ser más fuertes.
  • Evitar la actividad física intensa bajo el sol.

Sin duda, la clave es estar bien preparados y atender de manera inmediata tanto la deshidratación como el golpe de calor para evitar consecuencias graves, para ello te recomendamos buscar atención inmediata, recuerda que en CHRISTUS MUGUERZA contamos con Centros de Atención Médica (CAMs) distribuidos en el Área Metropolita de Monterrey y en los cuales podrás obtener la ayuda médica que necesitas, o bien, acude a cualquiera de nuestros Hospitales.

Para mayor inmediatez, en CHRISTUS MUGUERZA también contamos con el servicio de Asistencia Médica Inmediata 7-24 el cual cuenta con el mejor equipo de paramédicos preparados para enfrentar cualquier situación que dañe tu Salud o integridad.

Ahora ya lo sabes, puedes disfrutar del verano de la mejor manera, siempre y cuando no pongas en riesgo tu Salud, no dejes que nada opaque estas vacaciones y protege tu organismo y el de tu familia, si conoces más recomendaciones o algún otro padecimiento frecuente durante esta temporada no olvides escribirlo en los comentarios.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios