Los 10 pretextos más comunes para no hacer ejercicio

Por: Staff CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

A pesar de toda la promoción que se hace para que las personas inicien una actividad física, no podemos dejar de toparnos con algunas cosas negativas que se dicen del ejercicio: que nos cansa, que nos da más hambre, que si no duele no sirve, que es riesgosa, etcétera, etcétera, etcétera.

Y aunque los motivos para practicar algún deporte son muchos, también son muchas las excusas que nos ponemos para no hacerlo si escuchamos alguno de estos rumores. Es por eso que hoy te presentamos en top ten de las excusas más comunes para no hacer ejercicio y cómo superarlas:

1. “No tengo tiempo”.

Esta es la reina de las excusas, sin embargo te tenemos una muy buena noticia: no es necesario pasarse dos o tres horas en el gimnasio para ser más activo. Puedes encontrar ejercicios sencillos y realizarlos en partes de 10 o 15 minutos tres veces al día: caminar correr, brincar la cuerda, subir escaleras y un sinfín de actividades.

2. “No me gusta hacer ejercicio”.

Practicar alguna actividad física no significa necesariamente correr un maratón o pasarse todo el día levantando pesas. También puedes bailar, jugar tenis, o practicar natación, entre muchos otros deportes que pueden resultar divertidos. ¿Qué te parece invitar a tus amigos a ejercitarse contigo?

3. “Llego muy cansado del trabajo”.

Si esta es tu excusa, es preferible que busques una mejor, porque moverse mejora la calidad del sueño y te activa. Aunque no lo creas, hacer ejercicio te hará sentir menos cansado.

Aunque no lo creas, hacer ejercicio te hará sentir menos cansado. Clic para tuitear

4. “La actividad física es para los jóvenes”.

Total, absoluta y completamente falso. La actividad física le da beneficios a todos, sin importar la edad. ¿Sabías que hay personas mayores de setenta años que corren maratones? ¡No dejes que nada te detenga!

5. “Me duele la espalda, o la rodilla, o cualquier parte del cuerpo”.

Si este es tu caso, no te preguntes si debes ejercitarte o no, sino qué ejercicios puedes hacer para no lastimarte. Consulta con tu médico qué actividades son las adecuadas para ti.

6. “Hacer ejercicio me da mucha hambre y no quiero engordar”.

Es cierto que en algunas personas la actividad física despierta el apetito, pero si comes inteligentemente podrás notar que las calorías gastadas con el ejercicio serán mayores a las que consumas, por lo que puedes bajar de peso más rápidamente.

Hay actividades que no requieren de inversión para ponerlas en práctica como caminar o correr. Clic para tuitear

7. “No tengo ropa, no tengo tenis, no tengo equipo para hacer ejercicio”.

Hay actividades que no requieren de inversión para ponerlas en práctica: caminar o correr en el parque más cercano es una buena opción. Si tu preocupación es el outfit, recuerda que no necesitas que tu ropa sea el último grito de la moda deportiva ni que tus tenis sean los más caros. Basta con que sean cómodos, livianos y te ayuden a iniciar una vida saludable.

8. “Estoy pasado de peso y me da pena moverme”.

¡Olvídate de la pena! Hacer ejercicio traerá muchos beneficios a tu Salud, y debes estar orgulloso de haber tomado la decisión de vivir mejor y más sanamente. Si sientes miedo de hacer actividad física frente a otros, puedes empezar a hacer ejercicio en casa hasta que tengas un poco más de confianza.

9. “Cuando tenga un día libre, haré más ejercicio para compensarlo”.

Está de más decir que ese día libre nunca va a llegar, porque siempre tenemos muchas cosas por hacer. La clave de la constancia está en hacerte el tiempo y crear una rutina, para hacer del ejercicio un hábito en tu vida diaria. Además, practicar mucho en uno o dos días puede ser contraproducente, pues tu cuerpo no se acostumbrará a ese ritmo de trabajo.

10. “Tengo un problema de Salud”.

Si esta es tu situación, es importante que consultes con tu médico. Dependiendo de su diagnóstico, podrá darte las opciones más viables para que realices actividad física sin poner en riesgo tu bienestar, pues muchas veces el ejercicio es parte importante de la recuperación o el control de un padecimiento.

La clave de la constancia está en hacerte el tiempo y crear una rutina para hacer ejercicio. Clic para tuitear

Empezar a hacer ejercicio no siempre es sencillo, especialmente si has dejado pasar mucho tiempo desde la última vez que lo practicaste. Pero no olvides que lo importante es animarte a empezar y no olvidar todos los beneficios que esto te puede traer.

¿Conoces más excusas que normalmente usamos para no hacer ejercicio? ¡Cuéntanos en los comentarios! No olvides compartir esta información con quienes más quieres para que juntos cuidemos nuestra Salud física y mental.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios