Lo que toda mamá primeriza debe saber

Por: CHRISTUS MUGUERZA

Ser mamá es una de las más grandes bendiciones que existen, sin embargo hay un montón de cosas que descubrirás si eres primeriza y que no se vuelven a repetir con el siguiente embarazo, pues son experiencias nuevas que tal vez no te imaginas. ¿Te gustaría conocerlas? Mira:

Mucho sueño

Durante el segundo trimestre es común que el cansancio y la somnolencia se presenten. Debes saber que el sueño y tus energías se modificarán debido a varias razones, especialmente por el crecimiento del vientre, pues todos los órganos internos presionan el diafragma causando fatiga por cualquier actividad física.

El incremento en la frecuencia respiratoria, el descenso en la tensión arterial y los periodos de ayuno debido a los cambios metabólicos, harán un complot para que tú tengas más ganas de estar en cama durmiendo una siesta durante el día.

Ganas de dejar la actividad física

Tener tanto sueño podría significar que te sientas agotada para otras cosas, sin embargo no por ello debes dejar de lado la actividad física. Consulta a tu médico para que te recomiende cuál es la mejor actividad para ti y para tu bebé.

Comprar ropa de maternidad

Antes de salir a comprar montones de ropa de maternidad, debes saber que con los cambios hormonales también se avecinan los bochornos, por lo que hay que buscar prendas, que además de estar elaboradas con tejidos frescos y cómodos y adecuarse a que pronto crecerás, también deben ser versátiles.

La ropa ideal para una futura mamá es aquella que es delgada pero elástica y que es muy cómoda pero casual. Es recomendable comprar ropa una o dos tallas más grande de lo que te queda en el principio del embarazo para que no te encuentres sin nada que ponerte al final, igualmente es preferible usar más de dos prendas al mismo tiempo que una que sea muy gruesa e incómoda.

Aléjate del tabaco, el alcohol y el café

Muchas madres primerizas desconocen que hay muchos hábitos que deben evitar, incluso antes del embarazo para tener un bebé saludable. La primera de ellas es fumar, una de las acciones más dañinas para tu bebé puesto que puede ocasionar daños en su sistema nervioso central causando bajo peso en el nacimiento y un alumbramiento prematuro.

Está prohibido consumir alcohol durante esta etapa ya que si tomas una gota, tu bebé también lo hace. Esto sucede porque el alcohol en la sangre de la madre pasa de la placenta al bebé a través del cordón umbilical. Evita consumir café, pues puede ocasionarte acidez, pesadez de estómago, náuseas o vómito.

El tema de las náuseas

Si estás embarazada por primera vez y nunca habías tomado en serio las advertencias de que muchas mañanas te la pasarías en el baño, es momento de hacerles caso. ¡No te preocupes! Es normal despertar por la mañana con un sabor amargo en la boca, náuseas y vómitos una o dos veces al día estará dentro de lo común durante el primer trimestre del embarazo. Después de la semana número 12 estas molestias deben desaparecer.

Sentir los movimientos de tu bebé

Es totalmente normal sentir sus pataditas a partir del cuarto mes de gestación, que es cuando se vuelven perceptibles los movimientos del pequeño en el vientre. Es hasta este periodo cuando los músculos de tu bebé se encuentran desarrollados por lo que se moverá con más fuerza. También sus oídos ya estarán lo suficientemente desarrollados como para escucharte por lo que ya puedes hablarle, lo que será una grata sorpresa para alguien que se encuentra estrenándose en la bella experiencia de ser mamá.

Nadie nace sabiendo ser madre, pero sin duda conocer lo que puede suceder es prepararte para lo que viene.

Disfruta tu embarazo y en este mes de la mamá aprovecha para consentirte en esta nueva etapa. ¿Conoces a alguna mamá primeriza? ¡Compártele esta información! Si sabes algún otro consejo que pueda ayudar a aprovechar al máximo esta etapa no dudes en contárnoslo en los comentarios. ¡Cuidemos juntos la Salud de las nuevas mamás!

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios