¿Qué es la incontinencia urinaria?

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA

Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Por Dr. Filiberto Martínez Cabrales, uroginecólogo y obstetra

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. Ésta se manifiesta como escapes o pérdidas involuntarias de orina que generan problemas de higiene, autoestima y sociabilidad en el paciente. En general, la incontinencia urinaria afecta de manera negativa al estilo de vida de las personas que la padecen, por lo que debe ser atendida lo más pronto posible para evitar periodos extendidos de incomodidad.

¿Qué tan común es?

La incontinencia urinaria se presenta en el 40% de la población en general, de la cual la mayoría son mujeres mayores de 30 años. Dentro de este grupo de mujeres, el 50-60% son de la tercera edad y el 65% son pacientes postradas. En Monterrey y Guadalajara, se realizó una encuesta con un total de 4,611 participantes, de los cuales 1,073 (23%) presentó síntomas de incontinencia urinaria.
Factores de riesgo

Aquí te ponemos una lista de los factores que pueden incrementar las probabilidades de contraer incontinencia urinaria:

  • Edad
  • Ser multípara (persona que ha tenido varios partos)
  • Parto traumático
  • Obesidad
  • Cirugía pélvica (30% más riesgo en mujeres post histerectomía)
  • Fumar
  • Alcohol
  • Actividades de alto impacto (30% de las mujeres que realizan este tipo de actividades pierden orina)
  • Enfermedades crónicas, como la diabetes, asma, EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica), daño medular, Parkinson, Esclerosis Múltiple y EVC (Enfermedad Vascular Cerebral).

Tipos de incontinencia urinaria

Incontinencia urinaria de esfuerzo: es ocasionada por el aumento de la presión intrabdominal, por ejemplo, al toder, reír, estornudar, realizar ejercicios forzados o levantar objetos pesados.

Incontinencia urinaria de urgencia: se caracteriza por una necesidad imperiosa de evacuar la vegija. Ésta se debe a la función anormal del músculo detrusor (la pared lisa de músculo al interior de la vejiga). A este tipo de incontinencia urinaria se le conoce coloquialmente como vejiga hiperactiva.

Incontinencia urnaria mixta: se trata de una combinación de los dos tipos antreriores. Se presenta al hacer esfuerzos, y se caracteriza por una necesidad urgente y frecuente de orinar.

Incontinencia por rebosamiento: por lo general, este tipo de incontinencia es crónica. Se debe a vejigas distendidas, neurogenias (padecimientos neuronales) o arreflexias (fallas de los reflejos que controlan la vejiga). Ésta se manifiesta en un goteo de orina intermitente, sin hacer esfuerzo alguno.

Diagnóstico

El doctor debe identificar primero si realmente se trata de una incontinencia real. Para ello, se requiere de exámenes de la vejiga que pueden incluir exploraciones físicas y radiografías. Usualmente se requiere de análisis de sangre y de orina para determinar si la incontinencia es causada por un factor externo, como otros medicamentos. Además, se analiza la historia médica del paciente para ver si la incontinencia se debe a trastornos médicos ánteriores.

Tratamiento

El tratamiento de la incontinencia urinaria varía según la gravedad del caso. En primera instancia se recomiendan procedimientos no invasivos, como cambios en la dieta (evitar los diuréticos, por ejemplo) y ejercicios especiales para ejercitar la vejiga. Si estas medidas no funcionan o se necesitan tratamientos más fuertes, entonces se recetan fármacos para inhibir la sensibilidad y las contracciones de la vejiga o para aumentar su capacidad para contener orina. En casos extremos se puede recurrir a la intervención quirújica dependiendo del tipo de incontinencia que se presenta.

Como siempre, consulta primero a tu médico y sigue sus recomendaciones.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios