Higiene y autoexploración genital en hombres, una forma de cuidarse

Por: Dr. José Ignacio López Peláez
CHRISTUS MUGUERZA Hospital UPAEP

Siempre se ha recomendado el aseo de las manos antes de comer y después de ir al baño, sin embargo nunca se ha considerado, en el caso de los varones, el aseo de las manos antes de orinar, pero ¿qué implica esto?

Si estamos a lo largo del día tocando el teclado de la computadora, perillas de puertas, transporte público, dinero y no nos lavamos las manos es muy fácil adquirir una infección, y muchas veces durante el interrogatorio el paciente no recuerda este hecho. Si encima de eso el paciente ya no sólo manifiesta la infección sino que además ya contagió a su pareja, se pueden presentar problemas por una idea equivocada en cuanto al origen de la citada infección. Por eso es necesario el aseo de las manos antes y después de orinar.

Y ¿qué hay sobre la autoexploración en el hombre?

La autoexploración del varón, raramente se ha promovido, ya que en nuestra cultura por razones sociales, familiares y religiosas, se ha considerado como impropio y hasta pecaminoso, sin embargo, centrándonos en lo puramente científico, debemos tomar en cuenta los siguientes factores:

  • Los tumores testiculares se presentan en etapas juveniles, esto es desde aproximadamente los 5 años de edad hasta los 30 años.
  • Aun cuando es muy raro, también se pueden presentar tumores de glándula mamaria en el varón.

La exploración de genitales del varón y de las glándulas mamarias, en niños, debe ser realizada por los padres, de preferencia durante el baño, o al momento de vestirse. Después se debe enseñar al niño para que él mismo realice la exploración, poniendo énfasis que en cuanto se detecte una anomalía relacionada con el tamaño, consistencia o sensibilidad (ya sea ausencia, solas o combinadas) debe avisar inmediatamente a sus padres y acudir al médico.

Se pueden usar modelos de juguetes, tales como pelotas, globos con agua u otros ejemplos, para que al niño le sea más fácil entender las características normales de sus órganos. Ya sea que exista la duda o que efectivamente se detecte una anomalía, se debe acudir inmediatamente con el especialista con el fin de realizar un estudio más a fondo.

Como se sabe la exploración física es indispensable sobre todo para la detección oportuna de tumores. Una vez que sea completada, se pasa a los estudios de laboratorio, que incluyen perfiles hormonales, marcadores tumorales, estudios de imagenología y en algunos casos hasta tomografía de abdomen y tórax, en caso de detectarse un tumor muy avanzado. La participación de un equipo multidisciplinario, aun cuando implica gastos en algunos casos mayores, es necesaria, ya que un cirujano pediatra, un urólogo, un radiólogo, un oncólogo y un endocrinólogo darán apoyo y certeza, así como un buen estudio, diagnóstico, tratamiento y seguimiento posterior.

Aun cuando los tumores de genitales se presentan más en etapas juveniles, los adultos también deben practicar la autoexploración. La inspección de los genitales debe incluir el pene; si no se ha realizado circuncisión se debe desplazar con facilidad y sin dolor el prepucio, así descartaremos infecciones de transmisión sexual, de tipo inespecífico y la aparición de tumores, tales como el cáncer de pene.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios