Hemorroides, son más comúnes de lo que crees

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Una de las principales causas por las que los pacientes acuden al médico es para tratar enfermedades gastrointestinales. Entre éstas, las enfermedades anorectales ocupan el segundo lugar en consulta. Debido a que estos padecimientos son por lo general engañosos al inicio y evolucionan con lentitud, es común que se acuda al médico cuando ya la enfermedad ha avanzado.

Saber de qué se trata, cuáles son los síntomas y cómo tratarlos nos ayudará a manejar mejor enfermedades que pueden llegar a ser muy molestas y dolorosas, como las hemorroides.

¿Qué son las Hemorroides?

El tejido hemorroidal es un grupo de venas que se agrupan en paquetes y se encuentran dentro del extremo del recto. Su función es proteger los músculos durante la defecación y permitir el cierre completo del ano durante el reposo.

EI origen de la enfermedad hemorroidal se relaciona con llenado sanguíneo de estos paquetes venosos que se dilatan, estiran y erosionan provocando sangrado y dolor. Sucede como consecuencia del estreñimiento, el esfuerzo prolongado y aumento de la presión dentro del abdomen.

¿Cuáles son los Síntomas?

Los síntomas que se presentan son:

• Sangrado, que puede ser desde goteo en el papel higiénico hasta un sangrado intenso que se aprecia en el sanitario.

• Salida de material mucoso.

• Sensación de plenitud anal, una sensación de algo que ocupa espacio e incómoda.

• Dolor anal.

• La presencia de una tumoración o hinchazón dolorosa en el ano con cambio de color o sangrado.

Tratamiento

El tratamiento de las hemorroides depende del tamaño y síntomas. En las hemorroides de menor grado el médico podrá recomendar cambios en los hábitos alimenticios. Se puede corregir el estreñimiento añadiendo fibra a la dieta con frutas, verduras, pan integral y tomando muchos líquidos. También se recomienda evitar las comidas muy sazonadas y el consumo de alcohol.

Es importante evitar esfuerzos al defecar y no sentarse mucho tiempo en el sanitario, utilizar papel higiénico suave o la limpieza anal con un baño de agua tibia.

Si las hemorroides no mejoran con este tratamiento o son de mayor grado, es posible que se requiera cirugía para eliminarlas.

Fuente: Dr. Julio C. Cortinas Gonzalez. Cirujano General, Vascular, Laparoscopia y Cirugía de Obesidad.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios