¿Cómo actuar en caso de fiebre alta?

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Ante un ataque muy intenso de fiebre conviene quitar la ropa a quien la padece. No es verdad que el aire le hará daño a un enfermo con temperatura alta.

Se dice que una persona tiene fiebre, “temperatura” o “calentura” cuando la temperatura general del cuerpo supera la temperatura promedio. Esta es de 37° a 37.5°, dependiendo de factores ambientales, actividad física o la edad.

El aumento en la temperatura del cuerpo o fiebre puede ser debido a alguna enfermedad, lo más común es que se deba a una infección, pero pueden ser muchas las causas que la ocasionen.

Es recomendable darle a la persona afectada algún medicamento contra la fiebre (llamado también antipirético) o un analgésico que también esté indicado para bajar la temperatura. Si la fiebre se acompaña de tos se puede elegir un antitusivo que alivie ambas molestias.

Es necesario que el enfermo tome mucha agua, jugos u otros líquidos. Los niños, sobre todo los bebés, deben orinar regularmente. Si no es así, o la orina está oscura, deben tomar más agua.

Estas medidas servirán para evitar que la temperatura llegue o rebase los 40° centígrados. Si aún así la fiebre está en los 40° o más arriba es necesario bajarla de inmediato. En este caso se recomienda lo siguiente:

• Desnudar al enfermo.

• Colocarlo en un lugar fresco donde reciba aire.

• Aplicarle trapos o lienzos húmedos con agua fresca (también pueden ser hielos) en pecho y frente, los que deben cambiarse constantemente, o darle un baño con agua fría, pero no helada.

• Nunca se debe frotar con alcohol.

Es importante acudir al médico si se intentó bajar la fiebre con los métodos mencionados y la persona enferma permanece sin cambio (40º centígrados en adultos, 39° en niños y 38º en bebés menores de 3 meses) o si la fiebre se presenta junto con cualquiera de los siguientes síntomas:

• Dolor de cabeza intenso.

• Dolor e inflamación importante de la garganta.

• Sensibilidad a la luz brillante.

• Rigidez considerable del cuello y dolor al inclinar la cabeza hacia delante.

• Confusión mental, vómito persistente, dificultad para respirar, apatía e irritabilidad extrema.

La fiebre por arriba de los 40° centígrados es muy peligrosa por lo que se debe reducir rápidamente. Algunos de los riesgos son ataques o daño permanente en el cerebro como parálisis cerebral, debilidad mental o epilepsia (enfermedad que produce convulsiones como consecuencia de daño causado en estructuras del cerebro).

Evita dar ácido acetilsalicílico (o Aspirina) a niños y jóvenes, excepto si el médico la receta, ya que si la fiebre se debe a una infección ocasionada por virus puede presentarse una enfermedad grave o mortal llamada síndrome de Reye.

De igual manera, debes evitar que el enfermo llegue a tener convulsiones, lo cual sucede si el ataque de fiebre es muy intenso. Por eso es importante buscar ayuda profesional de inmediato.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios