Evita enfermarte en este otoño con las siguientes recomendaciones

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

El otoño ya está aquí y con él los cambios en la temperatura y un incremento en  las lluvias, que hacen del ambiente, un medio perfecto para el desarrollo de enfermedades infecciosas.

Queremos cuidar de ti, por eso hoy te compartimos las enfermedades más comunes durante esta época del año y la manera en que puedes protegerte. Toma nota:

Feliz otoño

Gripe

En otoño las temperaturas suelen disminuir, por lo que es común que nuestro organismo se vea afectado ante estos cambios. Una de las enfermedades más frecuentes que podemos sufrir es la gripe, también conocida como gripe estacional debido a que se manifiesta, principalmente, durante el otoño y el invierno.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la gripe estacional es una infección vírica aguda causada por un virus gripal. Existen tres tipos de gripe estacional: A, B y C.

Los síntomas de la gripe estacional son:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Dolor de cabeza, en músculos, articulaciones y garganta.
  • Abundante secreción nasal.

Es importante mencionar que quienes están más expuestos a padecer gripe estacional son los niños menores de 2 años y los adultos mayores de 65 años. Por lo que es necesario poner especial cuidado en estas personas y seguir las siguientes recomendaciones:

Vacunarse contra la gripe, la OMS recomienda que las vacunas se apliquen a:

  • Mujeres embarazadas durante cualquier etapa del embarazo.
  • Niños de seis meses a cinco años.
  • Ancianos mayores a 65 años.
  • Personas con enfermedades crónicas.
  • Trabajadores de la Salud.

También debes de seguir estas recomendaciones para evitar enfermarte:

  • Evita el contacto con persona enfermas.
  • Evita cambios bruscos de temperatura y alimentos helados.
  • Lava tus manos frecuentemente.
  • Aliméntate con frutas ricas en vitamina C como la naranja y el limón, para fortalecer tu sistema inmunológico.
  • Evita lugares concurridos.

Alergias

Otro de los trastornos que atacan al sistema respiratorio son las alergias. Su incidencia suele aumentar durante el otoño debido a que en estos días los cambios de temperatura, la humedad, el aire fresco y la maleza, que hay en algunos lugares, crean el ambiente ideal para detonar alergias.

Los síntomas principales de las alergias son:

  • Estornudos frecuentes
  • Irritación
  • Tos
  • Malestar general
  • Ojos llorosos

Para reducir el riesgo de padecer alergias respiratorias te recomendamos seguir estos consejos:

  • Evita el contacto excesivo con personas que tengan gripe o infecciones respiratorias.
  • Mantén una higiene adecuada que implique el lavado frecuente de las manos.
  • Evita someterte a cambios bruscos de temperatura.
  • Procura evitar la exposición a agentes alérgenos, para ello, toma en cuenta que deberás limpiar tu casa y evitar la acumulación de polvo en tapetes, alfombras, cortinas y estantes.
  • Reduce el contacto con animales.
  • Mantén cerrados los lugares en donde estarás ya sea tu casa, habitación u oficina, esto impedirá que entre el polvo.
  • Utiliza tu sistema de enfriamiento a fin de que el aire circule y con ello reducir la humedad de donde te encuentres.
  • Aliméntate sanamente y aumenta la ingesta de frutas y verduras que contengan vitamina C (como la naranja y el limón) y ácido fólico (como las espinacas y el tomate que tienen sustancias que causas efectos antinflamatorios en las vías respiratorias).

Conjuntivitis

Nuestros ojos también padecen los estragos del otoño, pues debido a la humedad durante esta época, es común que sufran de conjuntivitis. Ésta es la inflamación o infección de la conjuntiva que es la membrana que recubre a los parpados y la esclerótica del ojo (parte blanca del ojo).

Los principales síntomas de la conjuntivitis son:

  • Visión borrosa.
  • Dolor e irritación de ojos.
  • Aumento en el lagrimeo.
  • Sensibilidad a la luz.

Para evitar contagiarte de conjuntivitis te compartimos las siguientes recomendaciones:

  • Evita el contacto con personas que padecen esta enfermedad.
  • Evitar tocar tus ojos.
  • Lavar tus manos frecuentemente y después de haber tenido contacto con alguien enfermo de conjuntivitis.
  • Evita la automedicación y colocar remedios caseros sobre tus ojos.
  • Si sientes alguno de los síntomas descritos anteriormente asiste a tu médico de inmediato.

Como lo ves las enfermedades están latentes durante cualquier época del año. No bajas la guardia, en materia de prevención, y disfruta en compañía de los que más quieres de esta temporada.

¡Feliz otoño!

Feliz otoño

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios