Esquizofrenia, Trastorno de Personalidad Múltiple y Bipolaridad: Tres trastornos mentales que confundimos a menudo

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

El terreno de las enfermedades mentales suele ser escabroso para la mayoría de nosotros, lo que a menudo desencadena confusiones sobre qué es qué. Por ello, te preparamos este especial de Salud Mental, en el que te explicamos las principales características de tres trastornos mentales que a menudo nos causan confusión: la esquizofrenia, el trastorno de personalidad múltiple y la bipolaridad.

Esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno mental severo que, aunque no puede curarse, puede controlarse de manera que quienes lo padecen tengan una vida satisfactoria. En los hombres, este trastorno surge entre la adolescencia y los 25 años de edad; en las mujeres suele presentarse entre los 25 y los 35 años.

No se sabe la causa exacta de la esquizofrenia, pero estudios recientes demuestran que la herencia genética y la química cerebral tienen un papel importante en su desarrollo. De acuerdo con el sitio de Internet schizophrenia.com, aproximadamente el 1% de la población mundial sufre este trastorno.

El mundo de un esquizofrénico

Las personas que padecen esquizofrenia pueden tener una percepción alterada de la realidad que todos experimentamos, generalmente por la presencia combinada de alucinaciones y delirios. Esta percepción alterada puede llevarlos a comportarse de maneras muy diversas: mientras que en ocasiones parecen distantes o ensimismados (algunas personas pueden estar sentadas sin moverse por horas), otras veces pueden parecer preocupados, vigilantes o demasiado activos. Por lo general, sin embargo, no se comportan violentamente.

¿Qué es una alucinación?

Las alucinaciones son percepciones que no corresponden a un estímulo físico real. Pueden ser auditivas, visuales, táctiles, gustativas u olfatorias. La mayoría de los pacientes con esquizofrenia describen que escuchan voces, o ven personas o cosas que no están ahí.

¿Qué es un delirio?

Un delirio es una creencia personal falsa, que no está apoyada en la lógica, la razón, o evidencia alguna. Los pacientes con esquizofrenia normalmente tienen delirios de persecución, y sienten que están siendo engañados, acosados, o envenenados; también ocurre que la persona tiene delirios de grandeza y cree que es famosa o célebre.  Estos son los delirios más comunes, pero algunos pueden ser bastante peculiares.

Trastorno de Personalidad Disociada (Personalidad Múltiple)

El trastorno de personalidad disociada (antes conocido como desorden de personalidad múltiple) a menudo es confundido con la esquizofrenia, aunque tiene síntomas y causas muy distintos.  Este trastorno le ocurre a personas que han sufrido un abuso muy fuerte, o que han experimentado alguna situación demasiado violenta, traumática o dolorosa, y que son incapaces de lidiar con esto de manera consciente. Lo que ocurre en estos casos es que la personalidad se disocia, se fractura, y produce una desconexión severa entre los pensamientos, memorias, sentimientos y acciones del individuo.

En algunos casos, quienes sufren el trastorno de personalidad disociada manifiestan 6 u 8 personalidades diferentes. Es como si hubiera varias personas viviendo en el mismo cuerpo, de manera que se comportan, hablan y piensan diferente. Por lo general, sin embargo, hay una dominante, que se manifiesta la mayor parte del tiempo.

Existen casos impresionantes de Trastorno de Personalidad Disociada, como el de Kim Noble, una mujer de 52 años que tiene más de 20 personalidades (el número exacto se desconoce). Parece increíble, pero es cierto. Entre las personalidades de Kim se encuentran una adolescente que padece de bulimia, una católica ferviente y un hombre homosexual.

Bipolaridad

El trastorno bipolar es una enfermedad mental bastante más común que las dos anteriores. Además, ha sido ampliamente estudiado y puede ser tratada con una combinación de medicamentos y psicoterapia. Este tipo de padecimiento, también conocida como maniaco-depresión, se caracteriza por periodos alternantes de “manía” y de depresión.

Las personas maniacas son aquellas que tienen un alto nivel de energía y creen que pueden realizar cantidades irreales de trabajo en muy poco tiempo. En este estado, muchas veces empiezan varios proyectos al mismo tiempo y los dejan todos sin terminar. En la bipolaridad, la etapa maniaca da paso a la depresión, que se caracteriza por una tristeza severa, un sentimiento letárgico, y la impresión de que nada tiene sentido.

Este trastorno puede ser un reto para los psiquiatras en cuanto al tratamiento. Mientras que la mayoría de las personas tomarán medicamentos antidepresivos para la fase de depresión, muy pocas veces desean seguir utilizándolos en la etapa maniaca. Muchas veces, este tipo de medicamentos hacen que las personas experimenten sus emociones con muy baja intensidad, lo que en general es poco agradable.

No obstante, la buena noticia de esto, es que casi todas las personas con trastorno bipolar tienen una vida satisfactoria y se incorporan muy bien en la sociedad. Incluso aquellos que no toman medicamentos, eventualmente aprenden a lidiar con sus cambios de humor.

Ahora ya conoces la diferencia entre estos tres padecimientos. Como ves, después de todo no eran tan parecidos. Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes y suscríbete a nuestro Newsletter para recibir antes que nadie la información para cuidar a toda tu familia.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios