¿En qué consiste la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)?

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, mejor conocida como EPOC, consiste en un grupo de padecimientos en el que se incluyen enfermedades respiratorias como la bronquitis crónica y enfisema.

Las principales características de estas enfermedades son la obstrucción del flujo de aire a través de los pulmones y la dificultad para respirar, de estas, la obstrucción de la vía aérea es progresiva e irreversible.

Según las últimas investigaciones el 90 por ciento de los casos de EPOC es consecuencia del hábito de fumar, el 10 por ciento restante se debe a otras causas, por ejemplo:

  • Fibrosis quística
  • Exposición a humos o sustancias químicas por tiempo prolongado

En la actualidad hasta algunos fabricantes de tabaco reconocen abiertamente la relación entre el fumar y desarrollar EPOC luego de décadas de esconder este hecho obvio.

Los síntomas más comunes del EPOC incluyen:

  • Tos crónica con flemas
  • falta de aire al realizar algún esfuerzo o ejercicios.

La EPOC puede ser asintomática, especialmente en las etapas tempranas. Muchos pacientes no informan sobre ningún síntoma hasta que ya han perdido más del 50 por ciento de la función pulmonar. Otros pacientes dicen que no tienen síntomas, pero les cuesta cada vez más trabajo subir escaleras.

Es muy importante que estos pacientes cuenten con un programa de rehabilitación respiratoria, acudir a sus citas y realizar los ejercicios que les indique el médico. Lo anterior es importante ya que la rehabilitación hace posible lo siguiente:

  • Reducir en el número de hospitalizaciones.
  • Disminuir los síntomas.
  • Aumentar la tolerancia al ejercicio.
  • Mejorar la calidad de vida.

Espirometría, examen para diagnosticar el EPOC

Con la espirometría se pueden identificar o dar seguimiento a la EPOC. Esta prueba consiste en soplar en el interior de una boquilla estéril, la cual está conectada al espirómetro. En algunos casos se hacen dos pruebas, una inicial sin medicación y una después de la administración de broncodilatador, un medicamento inhalado. Este medicamento permite evaluar si los bronquios del paciente responden favorablemente al uso de los fármacos broncodilatadores. Una vez que se ha administrado el broncodilatador, se efectuara una nueva espirometría y se evaluará la existencia o ausencia de cambios en los flujos medidos por la espirometría.

La espirometría no es dolorosa, pero se requiere que el personal que la efectué, y sobre todo quien la interprete este altamente calificado y certificado para poder asegurar que es una prueba de calidad (certificación de NIOSH).

Este examen se debe practicar como parte de una evaluación de Salud en cualquier individuo sano, pero principalmente en aquellas personas que se encuentren expuestas a los siguientes contaminantes:

  • Smog
  • Humo de cigarro
  • Humo de biomasa
  • Talcos
  • Vapores tóxicos
  • Excretar de aves (palomas, gallinas, etc).

La prueba se aplica en hombres y mujeres, mayores de 7 años de edad. No existen contraindicaciones absolutas para no efectuar la prueba, excepto los siguientes aspectos:

  • Cirugías recientes
  • Infecciones de vía respiratoria activa
  • Embarazo complicado
  • Derrame pleural
  • Neumotórax
  • Infarto al miocardio
  • Angina inestable

Como ves, la EPOC es una enfermedad que puede tratarse y diagnosticarse a tiempo, por lo que si presentan algunos de los síntomas antes descritos no dudes en acudir a tu médico.

Para encontrar la ayuda que necesitas, te invitamos a visitar nuestro Directorio Médico en donde podrás encontrar la ayuda profesional cuando la necesites, ¡Cuídate!

¡Comparte este artículo con tus amigos y juntos hagamos comunidades más saludables!

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios