El papel del maestro ante el Bullying

Por: Mtra. Ana Victoria Castillo Ochoa
Psicología Clínica de la Salud en Centro Avanzado de Salud Mental CHRISTUS MUGUERZA

“En el centro educativo, la convivencia se entiende como el entramado de relaciones interpersonales que se dan entre todos los miembros de la comunicar educativa, y que en el que se configuran proceso de comunicación, sentimientos, valores, actitudes, roles, status y poder” (Ortega, 1997)

Dado que según las estadísticas el 62.5% de las agresiones ocurren en el salón de clases, el papel de los docentes y profesores es uno de los roles importantes a la hora de enfrentarse a una situación de acoso escolar, pues el salón de clases suele ser el escenario más frecuente de agresiones verbales, acoso, golpes y amenazas.  El establecimiento de límites y dejar de permanecer indiferentes ante el problema son las actitudes que harán que ellos puedan manejar con inteligencia todo tipo de situaciones.

62.5% de las agresiones en la escuela ocurren en el salón de clases. Clic para tuitear

Se trata de que el profesor se sensibilice y capacite para trabajar el clima de convivencia y democracia, para lo cual debe cambiar estilos de vida, adquirir habilidades sociales, mejorar su tolerancia, desarrollar su autoestima, mejorar su comunicación y ser asertivo. Esto no quiere decir que sea un trabajo solo del docente, sino que es un trabajo integral en el que la interacción entre la escuela, los padres y los alumnos esté enfocada a lograr el respeto hacia los demás, la empatía, la responsabilidad y la igualdad, dando como resultado el desarrollo de una sociedad más sana y funcional.

Aquí algunas recomendaciones que los docentes pueden utilizar al momento de la prevención de dicho fenómeno:

Comunicación abierta y circular

Hablar con los alumnos sobre agresión y realizar un ejercicio sobre el tema utilizando utilizar cuentos, películas u otros recursos, utilizar el rol playing, el psicodrama para concientizarlos, conocer sus inquietudes y puntos de vista sobre el tema (aquí se pueden identificar las primeras señales de agresión o la existencia de dicho fenómeno).

Escucha activa y empáticamente cuando un alumno hable sobre una situación de agresión. Clic para tuitear

Procurar ser un modelo de buen comportamiento

Mostrar respeto por todos sus alumnos, no mostrar favoritismos, evitar hablar mal de otros y fomentar la empatía y la solidaridad.

Crear un clima de seguridad en el salón de clases

Establecer reglas claras de que no será tolerado ningún tipo de agresión. Más que decirlo y repetirlo, mostrarlo con hechos.

El bullying es un fenómeno que nos habla de intolerancia, discriminación, negación de la diversidad, prejuicios, estereotipos, y está asociado además con severos trastornos de salud mental y física, incluyendo depresión, ansiedad y suicidios. El clima escolar, al interior de la clase, se ve categóricamente afectado a causa del bullying.

Si conoces algún caso de acoso escolar, ¡alza la voz! Denunciarlo es poner un alto, ayudando a las víctimas y orientando a quienes lo practican para fomentar una cultura de respeto y amabilidad. ¡No permitas que siga sucediendo!

Recuerda compartir esta información con quienes te rodean, para que juntos detengamos el bullying.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios