Donar sangre es salvar vidas

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Cuando una persona decide donar sangre es muy importante que reciba una atención integral que contemple todos los procesos relacionados con la donación de sangre y también con la Salud del donante. Este proceso implica diversos pasos que tienen una secuencia establecida especialmente pensada para asegurar la seguridad del donante y del receptor. ¿Quieres saber cuáles son? Mira:

Información

Cuando un donante se presenta en el Banco de Sangre, en la sala de espera le entregan información pre-donación que incluye la descripción de los estudios que se le harán a la sangre.

Cuestionario médico

Este cuestionario pretende proteger tanto la salud del donante como la del receptor, por lo que es muy importante rellenarlo con seriedad y rigor. Toda la información es confidencial.

Una unidad de sangre puede salvar hasta 4 vidas. Clic para tuitear

Entrevista médica

Antes de realizar cada donación, el personal sanitario realiza una entrevista a los donantes, les toma la tensión y les realiza la prueba de la hemoglobina (prueba no invasiva que permite conocer los niveles de hierro, evitando así que las personas con anemia donen). Este reconocimiento tiene como fin identificar y descartar a las personas cuya donación pueda suponer un riesgo para su salud o para la salud del receptor de la transfusión. Por esta razón, sólo se aceptarán como donantes a aquellas personas que después del reconocimiento descrito, denoten un buen estado de salud. Las preguntas que te harán se relacionan con tu última donación o si es la primera vez que lo haces, si desayunaste bien, si estás tomando medicamentos, si tienes alergias o has tenido últimamente algún tratamiento, si has tenido cirugías, si has consumido drogas, etcétera.

Extracción con material estéril y de un solo uso

Se recogen 450 ml. (cantidad segura que se puede extraer a una persona que pese 50 kg.) en un sistema cerrado de bolsas cuádruples que contienen líquido anticoagulante y conservantes. Durante la extracción, la bolsa permanece en una balanza cuya misión es agitar la sangre para mezclarla con el líquido anticoagulante y controlar el volumen de la extracción. Este proceso no dura más de diez minutos, y después se le entrega al donante un certificado de donación, además de información post-donación.

Una unidad de sangre equivale a 450 ml., es una cantidad segura. Clic para tuitear

Refrigerio

Después de la extracción hay que reposar unos minutos y tomar líquidos, es importante recuperar líquidos e ingerir azúcar en un ambiente tranquilo.

Después de donar

Después de la donación es importante presionar sobre la punción para evitar un hematoma o moretón. Mantén todo el día, o la mayor parte de este, el vendaje o el algodón que se te proporciona y evita realizar esfuerzos o cargar peso con este brazo. Si acaso no te sientes del todo bien, no abandones el lugar de la donación hasta que te estabilices. Evita exponerte al sol o a temperaturas elevadas después de la donación y procura no hacer cambios bruscos de posición, ya que podrías tener sensación de mareo.

Donar sangre es salvar vidas, ¡tú también puedes hacerlo! Clic para tuitear

Es un proceso que no tarda más de una hora y ayuda a que los pacientes continúen con sus tratamientos y cirugías. ¡Conviértete en donador altruista! Si quieres tener más información sobre cómo y dónde donar, visita www.donarestaentusangre.com

No olvides compartir esta información con quienes conoces, y ayúdanos a ayudar.

 

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios