Dime cómo es tu familia y te diré cómo eres

Por: Lic. Laura Carrillo Alarcón
Terapeuta Familiar en Centro Avanzado de Salud Mental

Lic. Laura Carrillo Alarcón.

Psicología Clínica. Terapeuta Familiar

Centro Avanzado de Salud Mental CHRISTUS MUGUERZA

Es un sistema completo y complejo que funciona de acuerdo al contexto en que vivan sus miembros: ciudad, religión, estatus social, etcétera.

Todas las familias tienen vivencias y situaciones que los rodean distintas a las demás, y estas determinan su espacio, tiempo, energía, afecto, amor, poder y significado.Además, es normal que se enfrenten a situaciones de desarrollo, como el nacimiento de un niño, o el que papá o mamá envejezcan.

Tanto la familia como sus miembros están influidos por temas que han estado presentes en generaciones previas y que se transmiten a través de los años. El lograr un tener las competencias adecuadas para formar y trasmitir familias funcionales y estructuradas es responsabilidad de todos los que la conforman para llegar en óptimas condiciones al final de su ciclo vital.

La familia es la estructura fundamental de nuestra sociedad, es una organización que se rige por reglas y dependiendo del tipo de reglas y límites tendremos los resultados.

Si se desea obtener un resultado óptimo de cada miembro en el que los hijos sean autónomos, los esposos necesitan ser buenos amigos con personalidades definidas, estimular entre ellos sus intereses y actividades individuales y valorar las diferencias que existen entre ellos. No deben existir resentimiento ni competencia y es importante tener la libertad de expresar los sentimientos libremente, pues gracias a esto se podrán resolver los conflictos o problemas de forma efectiva. El poder en estas familias se distribuye equitativamente entre ambos padres y no existe autoritarismo, sino liderazgo, lo que fomenta la cercanía y la individualidad de sus miembros.

Una comunicación clara que permita escucharse unos a otros fomentará el respeto a las diferencias de opinión y pensamiento, y será notable la calidez e interés por los demás.

Es de humanos cometer errores, pues la conducta humana es un asunto muy complejo, sin embargo existen áreas de oportunidad que se pueden mejorar para crecer como personas y como familia.

 

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios