Dicen que la belleza cuesta, ¡mentira!

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Muchas veces hemos escuchado ese dicho de ‘la belleza cuesta’. Sin embargo, lucir bien no tiene porqué poner en riesgo tu Salud. Sin duda los zapatos son uno de los accesorios que no pueden faltar en el guardarropa de las mujeres, sobre todo los de tacón alto, ya que estos son un símbolo de femineidad y pieza clave para un outfit ganador. Alrededor de un 70% de mujeres entre 20 y 60 años los utilizan, sin embargo hacerlos parte de la vida diaria puede tener graves consecuencias para tu Salud.

¿Qué tienen en común los dolores de los dedos del pie, del talón, del tobillo, de la rodilla, de la cadera, de la espalda e inclusive de la cabeza? Si relacionaste el uso diario de zapatos de tacón alto con los malestares anteriores, estás en lo correcto.

Un uso constante de este tipo de calzado puede provocar desde malformaciones en pies y rodillas hasta daños irreversibles en la columna vertebral.

¿Quieres saber por qué? Los zapatos con tacón alto generan que el pie sostenga el peso del cuerpo en un sólo punto, lo que crea un desequilibrio y por consecuencia una alteración por el exceso de trabajo que hacen los músculos y huesos.

Se pueden presentar problemas en la columna vertebral, ya que el cuerpo se inclina hacia delante haciendo un gran esfuerzo en ésta, además se puede desarrollar juanetes y callos, debido a que la altura del zapato obliga a los dedos a forzar su posición presionándolos continuamente, así como los músculos de la pantorrilla.

Podrías pensar que para evitar estas consecuencias lo mejor es no usarlos, pero la verdad es que, así como no resulta recomendable un tacón alto, tampoco es conveniente que no haya ningún tipo de elevación en el talón. Esto quiere decir que para que el peso se distribuya equilibradamente en la parte delantera y trasera del pie, lo mejor es usar un tacón de 2 a 3 centímetros de altura.

Además, se pueden prevenir estos malestares si no se utilizan los tacones altos de manera habitual, sino de forma esporádica, ya sea para asistir a una fiesta o reunión. Sólo recuerda que al regresar a casa es importante volver a utilizar tacones bajos. Asimismo, las consecuencias son menores si el calzado no es tan estrecho, de esta forma los dedos no se inmovilizan ni se juntan unos con otros.

Cuanto más alto y estrecho es el calzado, peores son las consecuencias que ocasiona.

Recuerda que para lucir impecable no es necesario que te encuentres incómoda, o que utilices ropa o calzado que pueda traerte problemas a largo plazo. ¡Verte bien no está peleado con tu bienestar!

¿Conoces algún tip para cuidar tus pies después de usar tacones altos? ¡Cuéntanos en los comentarios! No olvides compartir esta información con quienes más quieres para que juntos cuidemos nuestra Salud.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios