Diagnóstico de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

Por: Dr. Alfredo Domínguez Peregrina
Neumólogo en CHRISTUS MUGUERZA Hospital UPAEP

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica es una de las enfermedades respiratorias más comunes asociadas al tabaquismo. Causa dificultad respiratoria de manera progresiva debido a infecciones respiratorias recurrentes, deterioro progresivo de la función respiratoria, necesidad de uso de oxígeno complementario, pérdida de la calidad de vida, estado depresivo, repercusión en el estado financiero familiar, estado depresivo, etc.

Hay dos formas principales en las que se manifiesta esta enfermedad:

  • Bronquitis crónica, la cual se caracteriza por tos productiva, infecciones recurrentes.
  • Enfisema, el cual implica un daño a los pulmones y también cursa con disnea (sensación de falta de aire).

La mayoría de las personas con EPOC tienen una combinación de ambas afecciones. La causa principal de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es el tabaquismo, por lo que cuanto más fume una persona, mayor probabilidad tendrá de desarrollarla.

El diagnóstico se logra mediante la realización de una prueba de función respiratoria llamada espirometría, que consiste en soplar a través de una boquilla conectada a un sensor realizando una respiración máxima y seguida de una exhalación forzada (esta prueba puede ser simple y/o con posbroncodilatador, si es necesario hacer diagnóstico diferencial con ASMA). Es una prueba fácil de realizar, fácil de interpretar en el momento y no tiene contraindicaciones (sólo en casos especiales).

El diagnóstico no es clínico ni por radiografía ya que se pueden cometer errores. Se debe realizar espirometría y los estudios de imagen (Rx y/o TAC tienen su mayor utilidad para descartar o confirmar tumores por sospecha de cáncer).

El tratamiento depende del grado de clasificación de la misma y de los síntomas presentes al momento del diagnóstico así como la evolución de la enfermedad y comorbilidades. Básicamente consiste en suspender el tabaquismo, rehabilitación pulmonar, uso de broncodilatadores de acción prolongada y esteroides inhalados, antiinflamatorios orales específicos, antimicrobianos, uso continuo de oxígeno (si es el caso), mucolíticos expectorales, etc. Así como terapia de apoyo para sustitución y desapego al cigarro.

Para mayores informes sobre este tema pueden consultar a:

  • Dr. Alfredo Domínguez Peregrina
  • Neumólogo
  • Tel. 2298100 Ext. 6081 ó 2424222

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios