¿Diabetes? Dale a tu piel el cuidado que necesita en este invierno

administrador
Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

La protección de nuestra piel es importante y cuando se tiene diabetes debemos más cuidadosos con ella pues esta enfermedad hace que la piel se vuelva más sensible.

De acuerdo a la Asociación Americana de Diabetes, el 33% de los diabéticos han padecido en algún momento de su vida, una afección en la piel causada por la diabetes. Pese a ello, no hay que olvidar que esto puede prevenirse.

A continuación te presentamos cómo cuidar tu piel si tienes diabetes, toma nota:

Mantén tu piel humectada

En época de frío la piel tiende a resecarse y este síntoma puede complicarse cuando se tiene diabetes. Por lo que se recomienda humectar la piel, de dos a tres veces al día, con crema o lociones.

Te sugerimos que trates de que las cremas o lociones no contengan lo siguiente:

  • Alcohol
  • Aromas o perfumes
  • Colorantes

Asimismo, te aconsejamos aplicar la crema cuando la piel está húmeda o mojada, ya que esto te dará mejores resultados.

Cuídate del frío

Aunque en invierno hay días que pueden ser muy fríos te aconsejamos utilizar lo menos posible el sistema de calefacción, esto ayudará a exponerte menos a los cambios bruscos de temperatura, ya sea al entrar o al salir de un lugar caliente a otro frío o viceversa. También te aconsejamos usar ropa que no sea tan abrigadora, así evitarás el sudor, el cual también es un factor que altera la humectación de la piel.

Durante la ducha…

Es importante que al bañarte tomes en cuenta algunas recomendaciones que son muy fáciles de poner en práctica, por ejemplo:

  • Disminuir el tiempo que pasas en la ducha.
  • No frotar o secar tu piel demasiado fuerte durante mucho tiempo.
  • Utilizar jabones hidratantes y con un pH neutro.

Protege tus pies

Es recomendable que quienes padezcan diabetes no olviden revisar diariamente sus pies, dedos, talones y uñas, así detectarán cualquiera de los siguientes cambios:

  • Piel seca y agrietada
  • Ampollas o úlceras
  • Hematomas o cortaduras
  • Enrojecimiento, calor o sensibilidad
  • Zonas firmes o duras

Conoce más: ¿Qué es el pie diabético? 

No bajes la guardia y cuida tu piel, si sientes comezón o ardor y observas una o varias erupciones o, bien, empiezas a tener úlceras o grietas consulta a tu médico inmediatamente y dale a tu piel el cuidado que se merece.

Encuentra la ayuda que necesitas en nuestro Directorio Médico.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios