Diabetes y cómo controlarla con dieta

Por: Dra. Elizabeth Arlin Saldaña Martín
Nutrición Clínica, Medicina General, Diabetología

La diabetes es una enfermedad crónica en la que los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre aumentan. A la glucosa que circula en la sangre se le llama glucemia. Existen tres condiciones que debemos entender para iniciar con una alimentación balanceada:

  • Hipoglucemia
  • Normoglucemia

Hipoglucemia

Son los valores que están por debajo de los 69 mg/dl (miligramos por decilitro) en la sangre. Generalmente, se empiezan a sentir síntomas de falta de glucosa cuando el nivel de glucemia está en 55 miligramos por decilitro o menos.

Normoglucemia

Son los valores normales de glucosa en sangre, éste debe encontrarse entre 70 y 100 miligramos por decilitro. El nivel de glicemia o azúcar después del ayuno nocturno se llama glucosa basal.

Hipoglucemia

Son los valores normalmente altos de glucosa en sangre, los cuales superan los 100 miligramos por decilitro en ayunas.

¿Cómo actúa la glucosa en nuestro organismo?

Todas las células del cuerpo necesitan energía para hacer su trabajo y mantenernos activos y que se puedan realizar las funciones vitales como el latido cardíaco, movimientos digestivos y respiratorios. Adicionalmente, también regulan la temperatura corporal y los movimientos musculares.

La glucosa es la principal fuente de energía para el cuerpo humano, como la gasolina es para mantener el motor del automóvil en marcha. La glucosa o azúcar entra en el organismo a través de los alimentos. Con la digestión, a lo largo del tubo digestivo se realiza la cadena de transformaciones químicas de los alimentos en nutrientes y éstos en los elementos más pequeños. Por ejemplo: pan, arroz o garbanzos son los alimentos y los nutrientes son los hidratos de carbono y el elemento básico es la glucosa.

Los alimentos se transportan por el tubo digestivo hasta el intestino delgado donde se transforman en glucosa, posteriormente, pasan a la sangre para ser transportados al cerebro y a todas las células del cuerpo y otra parte es almacenada en el hígado. Esta glucosa, para nutrir a las células, requiere de la insulina, la llave que abre la puerta de la célula para que se nutra y pueda utilizarse como energía en el cuerpo.

La diabetes y la alimentación

Cada persona es diferente, sin embargo, de todos los factores que influyen en el buen o mal control de la diabetes, existe uno en común que todos deberíamos atender y que nos favorece a controlar la diabetes: la alimentación.

Un plan de alimentación para la diabetes es una guía que nos dice el tipo de alimentos y que debemos consumir y la cantidad durante las comidas y en bocadillos. Un buen plan de alimentación debe amoldarse al horario y hábitos de alimentación. Algunos recursos para planificar comidas incluyen el método del plato, contar carbohidratos y el índice glucémico.

El plan adecuado de alimentación ayuda a controlar mejor su nivel de glucosa en la sangre, presión arterial y colesterol, además de mantener un peso apropiado. Si se debe bajar de peso o mantener el peso actual, el plan de alimentación es de gran ayuda.

Las personas con diabetes deben prestar particular atención para asegurarse de que exista un equilibrio entre sus alimentos, insulina, medicamentos orales y ejercicio, para mantener sus niveles de glucosa. A continuación te compartimos un ejemplo de un plan de alimentación balanceado a 1200 Kilocalorías por día dividido en cinco porciones:

 

DESAYUNO

COLACIÓN

COMIDA

COLACION

CENA

30 gramos de queso fresco revuelto a la plancha con un cuarto de taza de brócoli.

Un cuarto de pieza de chayote cebolla, limón, pimienta al gusto y al final de la cocción, una cucharada de aceite de oliva.

Una Tortilla de maíz.

Una taza de fresas.

Un Yogur Natural descremado (180ml).

30 gramos de pechuga de pavo a la plancha con calabacita y jitomate (una pieza de cada uno).

Media taza de elote, cebolla, epazote al gusto y una cucharada de aceite de canola.

Una tortilla de maíz.

Un vaso con agua de Jamaica.

Una pera mediana.

Un vaso de leche deslactosada light.

30gr de falda de res deshebrada y guisada con media taza de zanahoria, un cuarto de cebolla, un jitomate, ajo al gusto, laurel, chile chipotle en lata y chile morita.

Acompañar con una tostada.

 

Ahora te toca a ti, pon en práctica esta información y aliméntate sanamente sin poner en riesgo tus niveles de glucosa. Comparte esta información con amigos y familiares y juntos creemos comunidades más saludables.

 

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios