Consejos para evitar una enfermedad renal crónica

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.
By- pass gástrico, una opción para aliviar la obesidad mórbida

Nuestros riñones son valiosos para nuestro organismo, pues, aunque son del tamaño de un puño tienen la capacidad de purificar nuestro cuerpo al filtrar y eliminar los desechos y excesos de líquido en la sangre a través de la orina.

Sin embargo, algunas veces, estas funciones son opacadas por la pérdida gradual de la función renal la cual ocasiona que niveles peligrosos de líquidos, electrolitos y desechos se acumulen en el cuerpo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo anterior es causado por la enfermedad renal crónica cuyos principales factores de riesgo se deben a otras enfermedades como la diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, tabaquismo y obesidad.

Prevenir estas enfermedades nos lleva a cuidar de nuestros riñones, hacerlo es fácil sólo necesitamos seguir los siguientes consejos:

Diabetes

La diabetes tipo 2, es la de mayor incidencia a nivel mundial. Algunos de los consejos para evitarla son:

  • Alcanzar y mantener un peso corporal saludable, acorde a tu estatura.
  • Mantenerse activo físicamente: al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana; para controlar el peso puede ser necesaria una actividad más intensa.
  • Consumir una dieta saludable, con la que se evite el azúcar y las grasas saturadas.
  • Evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Tips para reducir la presión arterial alta

Este es un padecimiento en el que los vasos sanguíneos resultan dañados a causa de una tensión persistentemente alta. Controlarla es posible, sólo necesitas:

  • Reducir la ingesta de sal a menos de 5 gramos al día (algo menos de una cucharita de café).
  • Comer cinco porciones de fruta y verdura al día.
  • Reducir la ingesta total de grasas, en especial las saturadas.
  • Limitar el consumo de alcohol a no más de una bebida estándar al día.
  • Realizar, al menor, 30 minutos actividad física diariamente.
  • Mantener un peso normal de acuerdo a tu estatura.
  • Eliminar el consumo de tabaco y la exposición a los productos de tabaco.
  • Disminuir el estrés de una forma saludable, por ejemplo, mediante meditación, ejercicio físico adecuado y relaciones sociales positivas.

Enfermedades del corazón

 Las afecciones cardíacas también representan un riesgo que desemboca en un daño a nuestros riñones. Para evitarlo es importante seguir las siguientes recomendaciones.

  • Consumir abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar.
  • Beber alcohol con moderación.
  • Hacer ejercicio regularmente. Al menos 30 minutos diarios de actividad física ayudan a mantener el sistema cardiovascular en forma.
  • Evitar el consumo de tabaco independientemente de cómo se consuma ya sea en cigarrillos, cigarros, pipa o tabaco para mascar.
  • Medirse continuamente la presión arterial. Si está elevada se tendrá que cambiar el estilo de vida y aplicar los consejos antes descritos.

Tabaquismo

Cuando se deja de fumar nuestro cuerpo obtienen beneficios inmediatos que se traducen en una mejor calidad de vida. A continuación te compartimos los cambios que dejar de fumar tiene sobre la Salud.

  • A los 20 minutos, disminuye el ritmo cardiaco y baja la tensión arterial.
  • Dentro de las 12 horas siguientes, el nivel de monóxido de carbono en sangre disminuye hasta valores normales.
  • Después de 2 a 12 semanas, mejora la circulación sanguínea y aumenta la función pulmonar.
  • En 1-9 meses, disminuye la tos y la dificultad para respirar.
  • En 1 año, el riesgo de cardiopatía coronaria es un 50 por ciento inferior al de un fumador.
  • En 5 años, el riesgo de accidente cerebrovascular corresponde al de un no fumador entre 5 y 15 años después de dejar de fumar.
  • En 10 años, el riesgo de cáncer de pulmón disminuye hasta ser el 50 por ciento del de un fumador, y disminuye también el riesgo de cáncer de boca, de garganta, de esófago, de vejiga y de páncreas.
  • En 15 años, el riesgo de cardiopatía coronaria es el de un no fumador.

Obesidad

El sobrepeso y la obesidad son una acumulación anormal o excesiva de grasa en nuestro cuerpo que puede ser perjudicial para la Salud. También podemos revertirla con sólo:

  • Limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

Si no cuidamos a nuestro organismo de estas enfermedades, el riesgo de padecer una enfermedad renal crónica es inminente. Actualmente el seguimiento que se le da a este tipo de padecimiento es mediante diálisis peritoneal, hemodiálisis y en menor frecuencia un trasplante de riñón.

Las primeras dos son terapias clasificadas como tratamientos temporales que le permiten al paciente seguir viviendo. Mientras que el trasplante representa una solución más invasiva que puede realizarse entre personas con vida que tengan relación consanguínea y sean compatibles. Asimismo, se puede recibir un trasplante a través de una donación voluntaria. Esta es la mejor opción para que una persona pueda regresar al 100 por ciento a sus actividades diarias.

Cuidar la Salud de nuestros riñones es posible, ¡hagámoslo! ahora te toca a ti, pon en práctica los consejos anteriores y obtén una vida más saludable.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios