Conoce los riesgos de comer en la calle

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.
Conoce los riesgos de comer en la calle

En más de una ocasión, la rutina nos obliga a comer fuera de casa. Establecimientos en la vía pública y restaurantes son sólo algunos de los lugares en los que comemos y en muchas de las veces las consecuencias no son tan buenas.

En ocasiones, estos establecimientos no siguen las medidas básicas de higiene para la preparación de alimentos y al estar en la vía pública los alimentos quedan expuestos a factores que causan su descomposición, y por consecuencia, si los ingerimos, representan un riesgo para nuestra salud.


También puedes leer: 5 consejos para preservar tus alimentos del intenso calor

De acuerdo a la Secretaría de Salud, las altas temperaturas causan la descomposición de los alimentos.  Por lo anterior, se recomienda evitar comer o comprar pescados, mariscos, frutas y verduras expuestos al sol en puestos de la vía pública.

Según esta misma dependencia, los productos marinos más peligrosos son aquellos que se consumen parcialmente cocidos o crudos, tal es el caso de las almejas, camarones, mejillones y ostiones, que se preparan en ceviches o cócteles.


También puedes leer: Aprende a elegir los mariscos ideales para esta Cuaresma y evita intoxicaciones

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS),  la salmonelosis, las enfermedades gastrointestinales y la infección por Escherichia Coli, entre otras, enferman a más de 582 millones de personas en el mundo.

Salmonella

Esta bacteria se encuentra en la carne de aves, res, en huevos, y en ocasiones en frutas y vegetales sin lavar. Asimismo, puede contraerse tras tocar mascotas, sobre todo reptiles como serpientes, tortugas y lagartos.

Los síntomas por una infección causada por salmonella, incluyen:

  • Fiebre
  • Diarrea
  • Cólicos abdominales
  • Dolor de cabeza
  • Pueden presentarse náuseas, vómitos y pérdida de apetito

Estos síntomas pueden durar de cuatro a siete días, y la forma de diagnosticar esta enfermedad es mediante la práctica de un análisis de heces fecales.


También puedes leer: Conoce qué es la tifoidea y cómo evitar contraerla

Enfermedades gastrointestinales

Estas enfermedades atacan nuestro estómago e intestinos y, generalmente, son causadas por bacterias, parásitos, virus, e incluso, por alimentos lácteos y con abundante grasa.  Como consecuencia de este tipo de infecciones se encuentran la diarrea y por ende la deshidratación.

¿Qué hacer para evitarlas?

Se recomienda lo siguiente:

  • Evitar comer en la calle o en puestos ambulantes.
  • Lavar tus manos antes de comer y después de ir al baño.
  • Desinfectar frutas y verduras antes de consumirlas.
  • Tomar agua hervida o embotellada.

¿Quiénes están en riesgo de padecerlas?

  • Niños menores de 5 años
  • Adultos mayores
  • Mujeres embarazadas
  • Personas con enfermedades crónicas
  • Personas que comen en lugares con mala higiene

También puedes leer: ¿Cómo detectar una infección por alimentos?

Infección por Escherichia Coli

De acuerdo a la OMS, entre los síntomas originados por este tipo de infecciones se encuentran calambres abdominales, diarrea, fiebre y vómitos.

Las principales formas de trasmisión son a través del consumo de alimentos contaminados como carne cruda o poco cocida, así como leche sin pasteurizar.

¿Qué hacer para evitar enfermarnos de Escherichia Coli?

Es necesario controlar lo que comemos desde que lo compramos en establecimientos comerciales hasta que lo preparamos.

Para conservar la limpieza de nuestros alimentos y evitar contraer cualquiera de las enfermedades descritas, te recomendamos lo siguiente:

  • Mantener la limpieza del área donde preparemos nuestros alimentos.
  • Separar alimentos crudos y cocinados.
  • Cocinar completamente los alimentos.
  • Mantener los alimentos a temperaturas seguras.
  • Usar agua y materias primas seguras para la preparación de alimentos.

Ahora te toca a ti, comparte esta información con quien más quieras y juntos formemos comunidades más saludables.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios