Conoce cómo adoptar nuevos hábitos para cambiar tu estilo de vida

Por: Lic. Laura Carrillo Alarcón
Psicología Clínica y Terapeuta Familiar
Conoce cómo adoptar nuevos hábitos para cambiar tu estilo de vida

El cambio en el estilo de vida no es de un día para otro, se logra a base de esfuerzo y voluntad. Sabemos que el proceso no será fácil, por eso a continuación te compartimos algunas tareas que facilitarán la adopción de un nuevo hábito cada semana.

 Bebe agua natural

El agua es importante para nuestro cuerpo y nuestros órganos, ya que un gran porcentaje de éstos es líquido.  Asimismo, ayuda a disminuir la obesidad, los ataques al corazón y hasta el envejecimiento.

Para que beber agua natural te sea más fácil, te recomendamos comprar o conseguir una botella con capacidad para un litro o medio litro de agua y escribir tu nombre en ella. Durante esta semana llévala contigo donde quiera que vayas.

Procura tomar dos litros de agua al día, te recomendamos distribuirlos de la siguiente manera:

  • Un vaso de agua al levantarte, antes del desayuno.
  • Un litro de agua entre el desayuno y el almuerzo.
  • Un litro de agua entre el almuerzo y la cena.

Recuerda que al beber agua disminuyes el riesgo de obesidad y ataques al corazón. Clic para tuitear

Recuerda que al beber agua disminuyes el riesgo de obesidad, ataques al corazón y hasta el envejecimiento.

Adopta una actitud positiva

Cuando se trata de cambiar, nuestra actitud es determinante. Mantente positivo ante los cambios, sus implicaciones y sus efectos.

A continuación te compartimos frases que, en el transcurso del día correspondiente a la frase, deberás escribir varias veces sólo que lo harás con la mano con la que no escribes normalmente. También te decimos una lista de actividades de refuerzo que ayudarán a tu cerebro en el proceso de adoptar nuevos hábitos.

Cada vez que realices la actividad durante el día repite en voz alta la frase del día.

DÍA FRASEACTIVIDAD
DomingoQuiero vivir sanoUsa tu reloj en la mano derecha
LunesSoy una persona especialCepilla tus dientes con la mano que nunca usas.
MartesDios ha perdonado mis faltasDuerme con los pies hacia la cabecera
MiércolesDios me ha dado la fortaleza para vencerAl comer hazlo con la mano que no acostumbras
JuevesEstoy sanoToma una ruta diferente para ir a tu trabajo
ViernesSoy disciplinado y ordenadoCuando bebas de tu botella hazlo con la mano contraria.
SábadoVienen cosas nuevasAbre la puerta con la mano contraria.

Consume ensaladas

Estudios demuestran que las verduras y las frutas están llenas de miles de sustancias llamadas “fitoquímicos”, éstos poseen propiedades que ayudan a reducir los factores de riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiacas y envejecimiento prematuro.

Te recomendamos abastecer tu cocina con suficientes verduras y preparar una ensalada para comerla previa a la comida del medio día. Puedes agregar algunas semillas de girasol, ajonjolí, nuez, almendra, etc. Aderézala solo con limón, sal, ajo y aceite de oliva, si lo deseas.

Es importante que registres los días que consumes ensaladas antes del almuerzo, de esta manera, además de llevar un control, formarás un hábito.

Haz ejercicio

Hacer ejercicio te hace sentir bien e incluso revierte algunas enfermedades como la diabetes. Con él, tendrás mejor estado de ánimo, fortalecerás tus músculos y huesos. Tendrás una mejor respiración y te ayudara a disminuir el estrés, entre otros beneficios.

Para hacer de él un hábito, marca tus logros de cada semana, por ejemplo:

  • En la primera línea marca la cantidad de minutos que caminas y corres cada día. (Lo ideal es caminar y correr de 30 a 60 minutos diarios).
  • En la segunda línea anota los minutos que realizas ejercicios con pesas. Es bueno hacerlo ya que evita la osteoporosis (Lo ideal es 20 a 30 minutos, de dos a tres veces por semana).

Descansa adecuadamente

El tiempo de descanso recomendado es un aproximado de ocho horas diarias. Pon en práctica lo siguiente:

  • Reduce tu consumo de agua después de las seis de la tarde.
  • Lee un libro en lugar de ver televisión.
  • Anota pendientes y preocupaciones en un papel.
  • Ora pidiéndole a Dios que te dé un buen descanso.
  • Apaga toda la luz y sonido en tu recamara.
  • Procura dormir dos horas antes de las 12:00 de la noche, lo ideal es a las 10:00 o entre más temprano es mucho mejor.
  • Es bueno que esta semana te propongas la meta de una hora específica para ir a la cama.

Recuerda que el descanso permite fortalece el sistema inmunológico, contribuye a la curación de heridas, infecciones y otras agresiones contra el organismo.

Libérate de la comida chatarra

Hay ciertos alimentos que aunque estamos acostumbrados a comerlos y todas las personas los consumen, no son del todo saludables, estos son los alimentos chatarra.

Muchos de estos alimentos nos producen enfermedades así que vas a necesitar mucho dominio propio para dejarlos. Cada día se presenta un alimento que no deberás ingerir en tus comidas. Si cada día te mantienes firme en esto, al llegar al sábado, podrás vivir un día completo con comida saludable.

Desayuno más cena

 Inicia el hábito de comer un buen desayuno esto aumentará tu energía y te hará sentirte mejor.

Cada mañana, desayuna primero un plato de frutas con nueces, almendras, semillas, etc. Ve agregando otros alimentos como la avena, el frijol y las papas, para que de esta manera tu desayuno sea la comida más fuerte del día.

Por otro lado, disminuye la cantidad de alimentos en tu cena ya que ésta debe ser lo más ligera posible para ayudarte a disminuir tu peso y lograr un sueño profundo que te dará un mejor descanso.

Recuerda que tu fuerza de voluntad es la mejor arma para darle un cambio a tu vida, un cambio que tu organismo te lo agradecerá.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios