¿Cómo beneficia la estimulación temprana a mi hijo?

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.
¿Cómo beneficia la estimulación temprana a mi hijo?

Está en nosotros el óptimo desarrollo de nuestros hijos y para lograrlo tenemos una gran aliada, la estimulación temprana. Ésta consiste en un grupo de actividades de contacto o juego con tu bebé con el objetivo de brindarle un mejor desarrollo y potenciar su capacidad de adaptación al medio, a su cuerpo y al aprendizaje.

De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) la estimulación temprana ayuda a fortalecer el cuerpo y a desarrollar las emociones y la inteligencia de tu hijo o hija.

Según este mismo organismo la estimulación temprana tiene cuatro áreas de desarrollo, éstas son:

  1. Motor grueso: rige los movimientos del cuerpo, piernas y brazos.
  2. Motor fino: implica movimientos finos y precisos de las manos y dedos.
  3. Lenguaje: refuerza la capacidad de comunicarse y hablar.
  4. Socio- afectivo: es la capacidad de relacionarse con los demás y expresar sentimientos y emociones.

Al poner en práctica la estimulación temprana tu hijo gozará de los siguientes beneficios:

  • Previene posibles déficits en su desarrollo.
  • Estimula su desarrollo intelectual.
  • Convierte al niño en un ser más autónoma ya que lo ayuda a enfrentar situaciones en las que tiene que usar sus propias capacidades.
  • Ayuda al niño a tener un crecimiento más armónico al hacer una relación más cercana con su madre.
  • El niño se vuelve un ser más adaptable a su entorno.
  • Tu hijo tendrá mayor habilidad con su cuerpo permitiéndole caminar, saltar y correr con mayor rapidez.

 Actividades para poner en práctica con tu bebé

  • Limpia y seca el seno con el alimentarás a tu bebé. Al acercarlo a tu seno asegúrate que su nariz quede libre para que respire bien y procura cantarle, arrullarlo y mirarlo a los ojos mientras él se alimenta.
  • Masajea su espalda, deslizando tus dedos a los costados de su columna vertebral, bajando desde el cuello hacia la cadera.
  • Estira y flexiona sus piernas suavemente.
  • Masajea de sus hombros a las manos y de sus muslos a los pies.
  • Utiliza los pulgares para masajear la frente y mejillas de tu bebé.
  • Imita todos los sonidos que él haga con un tono suave para animarlo a seguir haciéndolo.
  • Háblale y sonríele continuamente y no sólo al momento de vestirlo.
  • Llámalo por su nombre en tono cariñoso.
  • Siempre platica con él procurando hacerlo de frente para que pueda ver tu cara.
  • Acostumbra a tu bebé a estar con otras personas así lo ayudarás a que se desarrolle socialmente.

Estas son sólo algunas de las actividades de estimulación temprana que puedes realizar con tu hijo. Realízalas diariamente o por lo menos tres veces a la semana, haciendo repeticiones de hasta cinco veces.

Sugerencias a la hora de la estimulación temprana

  • Realiza las actividades en un ambiente tranquilo y seguro.
  • Festeja y anima a tu bebé tras los resultados obtenidos en cada actividad.
  • No lo obligues a hacer las actividades si tu bebé no quiere realizarlas.
  • Procura que todas las personas que tienen con el bebé también lo ayuden a realizar este tipo de ejercicios.
  • Acompaña estas actividades con música, canciones y juegos.
  • El momento ideal para estimular a tu bebé es cuando está despierto y tranquilo.

Encuentra más ejercicios de estimulación temprana en esta guía publicada por la UNICEF 

Ahora te toca a ti, aprende y aplica en tu hijo estos sencillos ejercicios de estimulación temprana y asegúrate que crezca sano, pero sobre todo, rodeado de amor.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios