8 tips para amar el ejercicio

Por: CHRISTUS MUGUERZA
Comprometidos con la Salud y el Bienestar de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

Hay buenas razones para que el ejercicio sea parte de tu vida: serás una persona más sana, tendrás una mejor imagen de ti mismo y aumentarás tu confianza. Además, incrementarás tu energía, estarás más motivado, mejorarás tu estado de ánimo, reducirás tus preocupaciones y combatirás la depresión. Genial, ¿no?

Sabemos que a veces empezamos a llevar a cabo nuestros propósitos y por una u otra cosa no los terminamos. Nos desanimamos y abandonamos la causa. Es por eso que hoy te traemos ocho tips para que no abandones este propósito y ames el hacer ejercicio. Toma nota:

1. Levántate más temprano

Hacer ejercicio al iniciar el día es un hábito que motiva a mantenerlo. Una clave para levantarte temprano es evitar los “cinco minutitos más” y pararte de la cama una vez que suene tu despertador. Al hacer ejercicio por la mañana tu metabolismo comienza a trabajar desde temprano, te rinde más el día y tienes una jornada llena de energía.

2. Dedica seis días de la semana

Para formar un hábito se necesitan tan sólo 21 días, si descansas sólo un día a la semana te acostumbrarás hasta convertirlo parte de tu diario vivir. Además, una mayor inversión de tiempo te da la oportunidad de empezar a notar cambios físicos y emocionales con mayor rapidez.

3. Elige una actividad que te encante

Para amar el ejercicio es importante que encuentres un programa de entrenamiento que te guste, con el que te sientas cómodo y no quieras dejarlo por aburrimiento. ¿Qué e parecería, por ejemplo, bailar o salir a correr un parque lleno de árboles? Elige la que más te haga feliz y se adapte a tu estilo de vida.

4. Invierte dinero

Si inviertes en un programa, gimnasio o club es menos probable que lo abandones, pues aparte del valor de la Salud le das un valor económico y haces un mayor esfuerzo por asistir.

5. Ponte metas a corto plazo

Tener objetivos claros y perseguir pequeñas metas te ayudará a crecer como persona, pues podrás adecuar tus horarios y ordenar prioridades en tu vida. Bajar de peso, caminar diez minutos más o correr un kilómetro extra son pequeñas acciones que te pueden llevar  a lograr grandes cosas.

6. Anota tus resultados

Está comprobado que cuando escribes tus logros te da mayor motivación para continuar una actividad. Establece un horario fijo para realizar tu rutina y respétalo.

7. Desafíate y sorpréndete con los logros

Si haces de tus sesiones diarias un desafío o buscas hacerlo divertido vas a estar concentrado en alcanzar tus metas y se convertirá en tu gran motivación. Puedes encontrar buenas ideas en una revista de fitness o en programas de entrenamiento especializados en internet.

8. Dale un significado personal

Para sentirte bien, para desestresarte, para divertirte o para conocer tus límites, todas son válidas. Encuentra las razones por las que lo haces y tenlas siempre presentes.


Lo más importante es que disfrutes de cada momento en el ejercicio, aprendas a ser constante, a respetarte, a perseverar y a probarte a ti mismo que eres capaz de cumplir todo lo que te propongas.

Todos estos cambios harán que en poco tiempo ames esta maravillosa actividad y forme parte de tu vida. Recuerda que lo principal será siempre cuidar tu cuerpo. Inicia poco a poco y pronto verás los resultados.

¿Conoces más formas de amar el ejercicio? Cuéntanos en los comentarios y no olvides compartir esta información con todos los que quieres para que juntos cumplamos nuestras metas en este año nuevo que comienza.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios