5 pasos para encontrar el equilibrio entre trabajo y familia

Comprometidos con el Bienestar y la Salud de las comunidades desde hace más de 100 años. Queremos que tu vida entera esté llena de experiencias memorables.

El trabajo y la familia son esenciales en nuestra vida, pues es el primero el que nos permite brindarle a nuestros seres queridos todo lo que necesitan. Tratar de equilibrar estas dos áreas de nuestra vida no es cosa fácil, pues a veces el trabajo genera estrés que se descarga en casa o las situaciones familiares nos distraen de las responsabilidades laborales. Es por eso que hoy te compartimos los cinco pasos para encontrar el equilibrio y dar a cada cosa la atención que requiere.

1. Establece claramente tus valores y los de tu familia.

Los valores son normas o cualidades que se consideran valiosos, son los que guían nuestras acciones y le dan estructura a nuestra vida. Tener claros tus valores te permitirá lidiar con lo que te demanda el trabajo y lo que requiere tu familia, pues te ayudarán a saber qué es importante para ti y a establecer prioridades antes de que surja un problema.

2. Fíjate metas.

Querer tener un negocio o terminar la universidad antes de formar una familia son aspectos que debes tomar en cuenta al momento de tomar decisiones. Aprende a diferenciarlas y clasificarlas de acuerdo a lo que tú y tu familia necesitan, platica con ellos y sé flexible. Acepta que hay situaciones que necesitarán tu atención y requerirán aplazarlas un poco.

3. Administra tu tiempo y establece prioridades.

Es difícil darle tiempo a la vida laboral, a tu familia, a tus amigos y tener tiempo para ti. Determina qué es lo más importante para ti y dedícale el tiempo necesario, no pierdas de vista los otros aspectos de tu vida, pero trata de enfocarte en aquellas que requieren tu atención inmediata y fíjate límites para aprender a administrar tu tiempo y tu espacio.

4. Haz planes y comunícate correctamente.

Crea rutinas en lugar de esperar a que pase lo que tenga que pasar. Haz planes con tu familia y dedícales tus fines de semana. Haz planes laborales para terminar tus pendientes dentro de tu horario y no tengas qué llevarte trabajo a casa. Conversa con tu familia y compañeros de trabajo para llevar con éxito estos planes.

Haz planes con tu familia y dedícales tus fines de semana. Clic para tuitear

5. No asumas todas las tareas.

La responsabilidad laboral y familiar también es compartida, y aunque muchas veces sentimos que tenemos más control si hacemos todo nosotros mismos, es importante delegar para poder cumplir con las necesidades prioritarias. Incluye momentos de relajación en tu día para evitar sentimientos negativos que te afecten familiar y laboralmente.

Recuerda que la clave del éxito está en el equilibrio, y que administrando correctamente tu tiempo y responsabilidades puedes lograr poner la atención necesaria en cada uno de los aspectos de tu vida.

¿Conoces alguna otra forma de lograr el equilibrio entre las responsabilidades familiares y laborales? ¡Cuéntanos en los comentarios!

No olvides compartir esta información con todos los que quieres para que juntos cuidemos nuestra Salud.

Regístrate a nuestro Newsletter

* Campo requerido
Información de interes

Comentarios